La primera conferencia de prensa del equipo argentino de Copa Davis acaba de finalizar en el estadio Mary Terán de Weiss. Es hora de más preguntas y otras entrevistas. La incertidumbre sobre la participación de Juan Martín del Potro convierte al capitán, Martín Jaite, en el hombre más buscado.

 

El otro es Carlos Berlocq, el argentino que cuenta con más títulos de Challengers (14) y que por primera vez está en el equipo argentino.

 

El niño que empezó a los cuatro años a jugar, y que supo de momentos duros para llevar adelante su sueño. Ser jugador profesional de tenis en una familia de seis hermanos no es fácil. “Económicamente fue muy duro. Al ser una familia numerosa, las cosas eran complicadas”, cuenta Berlocq.

 

Hasta los nueve años vivió en Chascomús, y después se mudó junto con su familia a Mar del Plata. Pero como dice él, “a medida que fueron pasando los años todo se fue acomodando”.

 

Tanto, que a los 29 años, Charly, como le dicen en el circuito, pisará por primera vez el polvo del Parque Roca, y en él se condensarán las ilusiones de un país, cuando el sábado, junto a Eduardo Schwank, jueguen el dobles ante 14 mil personas. 14 mil almas que gritarán, se emocionarán y suspirarán con cada punto del partido.

 

“Trabajé toda la vida para esto. Mis sensaciones son únicas, lo que siento adentro es muy difícil poder expresarlo con palabras. Es felicidad, es disfrute, es motivación. Cada cosa que va pasando. Es todo nuevo para mí”, dice Berlocq, que está viviendo cada instante como si fuera un niño, como en aquel primer torneo, a sus siete años.



Siguiente Noticia Gremio de repositores marplatense obtuvo la inscripción gremial

Noticia Anterior Con la presencia de Mariotto, se debate el juego en la Provincia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario