Personal de EDEA detectó el robo de energía en un local de esparcimiento nocturno, ubicado sobre calle Mitre a metros de la calle Moreno, y en un balneario sito en Ruta 11 entre calles 405 y 407 del barrio Alfar.

 

En ambos casos se constató la existencia de una conexión irregular que suministraba energía en forma directa, ya que se encontraban sin medidor por falta de pago.

 

Los ilícitos fueron descubiertos en el marco de los operativos de control de suministros que el personal del Area de Normalización de Pérdidas de la empresa lleva a cabo en distintos barrios y zonas comerciales de la ciudad.

 

Fruto de estas acciones y del seguimiento de clientes con suministros suspendidos por la existencia de deuda, se pudieron verificar ambos casos de fraude eléctrico en estos comercios que se encontraban en actividad utilizando electricidad tomada ilegalmente de la red de la compañía.

 

En las dos situaciones, personal de la empresa procedió al corte de las conexiones clandestinas, procediendo luego a labrar las actas de rigor, bajo presencial policial, para dar inicio de las acciones comerciales y/o judiciales que correspondan.

 

Cabe destacar, que una vez constatado un fraude EDEA está facultada a cobrar con una retroactividad de hasta cuatro años la energía consumida y no registrada.



Siguiente Noticia Diputado Iriart apoya el proyecto de desarme que impulsa Scioli

Noticia Anterior La Municipalidad intima a Aldosivi a presentar estudio de impacto ambiental

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario