A través de las redes sociales, surgió una nueva convocatoria para reclamar contra la inseguridad y cuestionar las medidas que adopta el Gobierno Nacional.

 

El cacerolazo tuvo como epicentro el Monumento a San Martín (Luro y Mitre) y la zona de Boulevard Marítimo y Las Heras (frente al Hotel Hermitage).

 

Un nutrido grupo de vecinos se concentró en ambos puntos de la ciudad portando banderas argentinas, llevando cacerolas o haciendo sonar bocinas, además de expresar su disconformidad con la gestión del actual gobierno y un llamado de alerta para la oposición.

 

De esta manera, Mar del Plata también tuvo su cacerolazo al igual que otros destinos en el interior de la provincia de BuenosAires, en barrios porteños y en ciudades del interior como Rosario o Córdoba.

 

También a través de las redes sociales se sintió la protesta y los debates sobre el impacto de la manifestación.

 

No es la primera convocatoria que se realiza y en la anterior oportunidad el nivel de participación había sido considerablemente menor.

 

El llamado que circuló por las redes sociales indicaba: “Basta de prostituir la constitución, basta de inseguridad, basta de falta de medicamentos, basta de trabas a las importaciones y exportaciones, basta de violencia verbal, basta de manipulación de la justicia, basta de patoterismos y batayones, basta de impunidad, basta de autoritarismo, basta de falta de educación, y basta de dividir a la sociedad”.

 

 



Siguiente Noticia FAP impulsa en Mar del Plata campaña contra la re reelección

Noticia Anterior El Obispo de Mar del Plata celebró los 20 años de Juanito Bosco

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario