El dirigente de la Sociedad Rural de Mar del Plata, Carlos Cerboni, reconoció que el partido de General Pueyrredon, por sus características geográficas no sufrió el impacto de la lluvia caida durante agosto en la misma medida que otros distritos bonaerenses donde las pérdidas se cuentan por millones.

 

No obstante, afectó cultivos y al cordón frutihortícola y esto podría repercutir en los precios finales al consumidor.

 

Por otra parte, criticó la actitud del gobierno bonaerense y negó que se haya oficializado la declaración de emergencia para la región.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), Cerboni indicó que en la zona no se registraron grandes inundaciones como sí en localidades del oeste y centro de la provincia de Buenos Aires como Azul, Tapalqué o Pehuajó, donde se observa gran mortandad de hacienda y cultivos totalmente bajo el agua.

 

“Es una situación terrible la que se está atravesando y que afecta a casi diez millones de hectáreas“, resumió.

 

Más adelante, Cerboni criticó la actitud del gobernador Daniel Scioli por demorar su recorrida por las localidades afectadas (recién lo hizo este fin de semana), así como la inexactidud de la información suministrada, ya que negó que el partido de General Pueyrredon haya sido declarada en emergencia y una situación similar ocurre con otros distritos que también se las mencionan como que fueron alcanzados por esta resolución.

 

“Hay pedidos de emergencia por inundaciones de principios de año que todavía no salió firmada por el gobierno provincial, o sea, todo lo que se dice sobre declaración de emergencia de unos 16 distritos es una mentira“, reprochó.

 

Para Cerboni “queda en claro que a la Provincia no le importa el campo y lo mismo acontece a nivel nacional porque la presidenta Cristina Fernández no hizo mención en ninguna cadena nacional al tema, aunque sea una promesa de ayuda“.

 

Con respecto al panorama que se observa, Cerboni manifestó que en lo que atañe al cultivo de invierno (trigo, cebada) prácticamente se vio afectada en un 50 por ciento con pérdidas ya aseguradas de un 20 por ciento, en cuanto a la soja, maíz, girasol que se van a sembrar entre octubre y noviembre, “dudo mucho que se pueda llevar a cabo“, confesó.

 

El representante de la Sociedad Rural de Mar del Plata remarcó que el impacto será por demás negativo, ya que la provincia de Buenos Aires produce el 40 por ciento de la producción agrícola – ganadera.

 

En cuanto al cordón frutihortícola, respondió que “todo lo que ha llovido en Mar del Plata y en Balcarce afectó directamente al sector. Sabemos que ese exceso de agua provoca demoras y pérdidas en los trabajos y el ejemplo se dio con la papa, que ha sido noticia en estas semanas, donde los precios subieron considerablemente y esa es una consecuencia inmediata de la cantidad de agua caída, ya que afecta la recolección de la cosecha y la aparición de pestes que afectan al cultivo”.

 

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS
Radio La Red (FM 91.3)



Siguiente Noticia El municipio clausuró tres boliches durante el fin de semana

Noticia Anterior Alcolea participó del Encuentro de legisladores PRO en Córdoba

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario