Hasta hace un mes, el 90% de las operaciones que hacían las casas de cambio eran de dólares.

 

Pero a partir de la nueva disposición de la AFIP, que establece que quienes viajen a Europa y países limítrofes tengan que comprar la moneda del país de destino, la comercialización de billetes estadounidenses es de ahora sólo el 15% del total.

 

Ahora, la mitad de los viajeros compra euros y reales, e 10% chilenos, e 5% uruguayos, y los demás el resto de las monedas.

 

Antes del cepo cambiario, el negocio de las casas de cambio con las divisas era el volumen, al punto que una entidad grande podía vender u$s 400.000 diarios, mientras hoy esa cifra de facturación se redujo a la cuarta parte.



Siguiente Noticia "Se va a cumplir con una vieja demanda de tener un edificio acorde para Tránsito"

Noticia Anterior En Mar del Plata, se denuncian tres delitos por hora

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario