360

 

Bajo la mirada de Fernando Mairrelles llega esta película coral interpretada por Law, Rachel Weisz, Anthony Hopkins, Ben Forster.

 

Se centra en parejas de personajes, y en sus encuentros sexuales. La cinta, protagonizada por Rachel Weisz, Jude Law y Anthony Hopkins, presenta historias de amor y de relaciones humanas de personas de diferentes ciudades y países, en la que la decisión de un hombre de serle fiel a su esposa desencadena distintas consecuencias

 

 

Ted

 

En esta comedia, mezcla de acción real y animación digital, Seth MacFarlane cuenta la historia de John Bennett (Mark Wahlberg), un hombre hecho y derecho que, de niño, deseó con todo su ser que su adorado osito de peluche cobrara vida. Pero han transcurrido casi 30 años y el cuento de hadas ya no da más. Ted se resiste a abandonar a John y saca de quicio a Lori Collins (Mila Kunis), la novia de John, que empieza a perder la paciencia.

El hecho de que a John no parezca preocuparle su futuro profesional y se pase la vida fumando porros con Ted tampoco sirve para calmar a Lori. Mientras tanto, John intenta encontrar la mejor manera de hacer frente a eso que llaman “edad adulta” y necesitará la ayuda de su juguete de infancia para dar el salto de hombre-niño a hombre.

 

 

El código del miedo (Safe)

 

A veces, un encuentro casual puede salvarte la vida.

Mei (Catherine Chan) es una niña china, verdadero prodigio de las matemáticas a sus 10 años de edad, que es secuestrada de su hogar en Nankin por las tríadas; el cabecilla de las tríadas, Han Jiao (James Hong), la envía a Estados Unidos, donde servirá como“contadora” de sus negocios de extorsión. Mei tiene una mente privilegiada y es capaz de hacer operaciones y recordar todo tipo de cifras sin necesidad de ordenadores, ni ningún tipo de rastro en papel. Un año después, Chang (Reggie Lee), el nuevo “padre” adoptivo de Mei, la lleva consigo para que cuente los números mientras se dedica a sacar dinero de sus negocios de extorsión.

Luke Wright (Jason Statham) es un luchador mediocre del circuito de artes marciales mixtas de Nueva Jersey. Cuando echa a perder un combate amañado, la mafia rusa decide dar ejemplo con él, asesina a su mujer y amenaza con matar a cualquiera con quien establezca cualquier tipo de amistad o relación. Ahora, Luke se encuentra en la miseria, sin hogar y completamente aislado de la sociedad, vagando por las calles de Nueva York como un fantasma, al borde del suicidio.

Pero algo gordo empieza a cocerse cuando aparece en Nueva York Han Jiao, jefe de las tríadas, y le da a Mei un número secreto para que memorice. De camino a usar este número con algún propósito desconocido, Mei es secuestrada violentamente por la mafia rusa, que quiere la información que ahora guarda en su cabeza. Pero no son los únicos, el corrupto capitán Wolf (Robert John Burke) del cuerpo de policía de Nueva York también está interesado en esa información. Mei consigue escapar, pero no podrá sobrevivir mucho tiempo por sí misma.

Luke Wright se encuentra en un andén de metro, a punto de lanzarse a la vía, cuando ve a la joven y aterrada niña china perseguida por matones rusos… sabe que pasa algo malo y también que debe tomar una decisión: continuar con su descenso a los infiernos particular, o plantar cara y luchar para ayudar a una pequeña a la que ni siquiera conoce. Luke encuentra de repente una nueva razón para vivir, se fuerza a entrar violentamente en acción y, a lo largo de una terrible noche, se va abriendo paso a golpes por los bajos fondos de la ciudad, a fin de salvarle la vida a Mei y redimir la suya propia.

 

 

La pelea de mi vida

 

Luego de ser descalificado en una importante pelea, Alejandro Ferraro (Mariano Martínez), un gran boxeador de fuerte personalidad, decide irse de Argentina, exiliarse en Colombia y dejar todo atrás; su trabajo, su familia y su novia.

 

Varios años después recibe una inesperada noticia que cambiará su vida y lo hará luchar nuevamente. De aquel amor que él abandonó súbitamente nació Juani, su hijo, quien desconoce que Alejandro es su verdadero padre.

Juani, de ocho años, vive con su arrogante y millonario padrastro, el boxeador y actual campeón del mundo en la categoría Medianos, Bruno Molina (Federico Amador).

 

Con una nueva y gran pelea como meta final, Alejandro regresará no sólo para recuperar su honor y dignidad sobre el cuadrilátero, sino también para la lucha más importante fuera del ring: conquistar el amor de su hijo.

 

Por Gabi Avaltroni

 



Siguiente Noticia Titular de la UIA se mostró "sorprendido" por el éxito de la Expo Industria Mar del Plata

Noticia Anterior Se realizará el Encuentro Productivo Participativo Subespacio Costero

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

Deja un comentario