Destacaron la consolidación del crecimiento industrial y confiaron en el paulatino avance de la sustitución de importaciones, pese a admitir el menor ritmo de crecimiento, consecuencia de la crisis internacional.

 

El vicepresidente 1° de la Unión Industrial Argentina, Juan Carlos Sacco, pronosticó que el segundo semestre será “muy bueno” para el sector fabril, en especial por la mejora de la industria automotriz, luego de una primera mitad de año “floja, debido a la crisis mundial”.

 

El directivo integró la comitiva de la UIA que anoche participó del acto de celebración del Día de la Industria, en Tecnópolis, y que fue encabezado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

 

El presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADMIRA), Juan Carlos Lascurain, resaltó a su turno el aumento del empleo en el rubro, de entre 70 y 90 mil operarios en 2003 hasta 300 mil en la actualidad.

 

Según el empresario, hubo “una pequeña desaceleración este año, después del primer trimestre, pero ya estamos notando nuevamente una recuperación”.

 

En lo que resta del año, declaró a Télam, “esperamos que se consolide esta recuperación y seguimos trabajando en varios frentes, como la innovación, investigación y desarrollo para consolidarse internacionalmente; la capacitación; y la sustitución de importaciones en los sectores minero, de petróleo y gas; nuclear y autopartes”.

 

El presidente de la Cámara de Fabricantes de Artículos de Librería y Papel (CIAL), Ricardo Monis, destacó a su vez que “éste es el período donde mayor apoyo hubo por parte del Estado para el sector industrial”.

 

“Si sumamos lo conseguido desde 2003 hasta hoy, la industria, más allá de la crisis internacional, está con un nivel de consumo interno sostenido”, indicó Monis.

 

Eduardo Fernández, presidente de APYME (Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios), recordó en tanto la consigna histórica de la entidad, “sin industria no hay país y sin mercado interno no hay PyME ni empleo”.

 

Para consolidar el rumbo reindustrializador emprendido, añadió, se requiere “una modificación cualitativa del sistema financiero, que aún se rige por una normativa heredada de la dictadura” y “una reforma tributaria progresiva, herramienta de fondo para una genuina redistribución equitativa del ingreso”.

 

Pablo Reale, presidente Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica Argentina (CAMIMA), destacó a su vez para su sector las perspectivas de “un segundo semestre con algún repunte y mejores condiciones para el año que viene”.

 

“Crecemos menos que el año pasado, que fue récord en todo, pero vemos que ya está repuntando la industria automotriz y la de maquinaria agrícola”, agregó el empresario, y consideró al Día de la Industria como “de festejo, porque se revalorizó el rol del sector como generador de desarrollo y de empleo de calidad”.

 

Mario Galizzi, presidente de la Asociación de Pequeñas y Micro Empresas de Santa Fe, afirmó que “mirando para atrás, hoy tenemos mucho para festejar”, como lo muestra el fuerte crecimiento y las medidas de sostenimiento del mercado interno.

 

El presidente de la Cámara de la Industria del Calzado, Alberto Sellaro, dijo que los fabricantes del sector tienen “mucho trabajo gracias a este modelo productivo instaurado en mayo de 2003”.

 

Precisó que “se pasó de producir 36,7 millones de pares de calzados en 2002, a 115 millones de pares en 2011″, mientras que las importaciones se redujeron de 27 millones en 2002 a 22 millones el año pasado, y menos aún en 2012, lo cual significa mayor mano de obra para los argentinos”.



Siguiente Noticia Scioli pide "cárcel" para quienes tengan armas sin registrar

Noticia Anterior Procesaron a tres personas por explotación sexual en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

2 Comments

Deja un comentario