Pese a que desde el gobierno de la Provincia se había anunciado que la situación se regularizaría el viernes pasado, unos 500 mil bonaerenses beneficiarios del plan de asistencia Más Vida siguen sin poder acceder a los fondos correspondientes al mes de agosto.

 

El retraso en el depósito del dinero ya lleva más de dos semanas y agudiza el malestar en las familias con chicos menores a los seis años que dependen de esa ayuda para cubrir las necesidades alimentarias de sus hijos.

 

La demora en el pago del programa, que representa una asistencia de no más de cien pesos mensuales para familias con hijos menores a los 6 años, afecta a beneficiarios de todos los distritos de la Provincia.

 

En Mar del Plata, el concejal Mario Rodríguez (UCR), ante las noticias difundidas relacionadas con esta demora, presentó un Proyecto de Comunicación por el cual solicita al Departamento Ejecutivo que realice las gestiones necesarias ante las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires, a efectos de encontrar una solución adecuada a la situación de las familias beneficiarias del Plan Más Vida, afectadas por la interrupción del depósito de estos fondos.

 

Como ocurre desde 2008, cuando el gobierno “bancarizó” el sistema, la asistencia llega a los cerca de 500 mil beneficiarios del programa el tercer viernes de cada mes. Pero el depósito, que debería haberse hecho el viernes 24 de agosto todavía no se realizó.

 

Implementado en la Provincia desde la crisis de 2001, sobre el mismo eje del Plan Vida que se puso en marcha en 1994, el programa apunta a mejorar las condiciones de nutrición, crecimiento y desarrollo de la población materno infantil. Las familias con un hijo menor a los seis años accede al pago de 80 pesos mensuales. Para las familias con más de un hijo, el monto es de cien pesos.

 

En medio de un fuerte malestar por la falta de actualización de los montos de la asistencia, que en la Provincia no se incrementan desde 2008, los beneficiarios del Más Vida denuncian ahora que por primera vez desde que se “bancarizó” el plan con la implementación del sistema de cobro por tarjetas de débito en la red Bapro, la Provincia no depositó a tiempo los fondos.

 

Las deudas también afectan seriamente la normal prestación del resto de los programas sociales bonaerenses. Es el caso del Servicio Alimentario Escolar (SAE), que alcanza a unos 10.000 comedores, donde almuerzan cerca de 2 millones de chicos.

 

El retraso en el pago de planes sociales también afecta al Programa Envión, destinado a más de 45.000 niños y jóvenes en estado de vulnerabilidad, que no entrega fondos desde hace dos meses.

 

Según denunciaron desde ATE las demoras alcanzan tanto a las becas de los chicos como a los sueldos de los tutores y en el giro a las comunas para cubrir el material didáctico.

 

En este caso, desde la cartera se informó que “se intenta normalizar los pagos pendientes en medio de los inconvenientes financieros que atraviesa la Provincia”.



Siguiente Noticia Aviso de corte de energía programado en un sector de Mar del Plata

Noticia Anterior Aume el nuevo director regional de IOMA

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario