La paralización de importantes obras públicas que se realizaban en Mar del Plata y la zona provocó la reacción de la UOCRA que se declaró en “alerta amarilla” por los despidos y suspensiones que se registraron en el último tiempo.

 

Entre los proyectos que se realizaban con fondos del estado nacional se encuentran la Ferroautomotora, la doble mano de la autovía 226 entre el peaje y Balcarce y los trabajos de defensa costera en las playas de la zona sur.

 

En todos los casos las empresas constructoras despidieron trabajadores argumentando que sufren atrasos en el pago de los certificados de obras.

 

“Nuestra situación hoy no es buena. Hemos estamos en alerta amarilla a raíz de despidos y suspensiones en importantes obras que se están realizando en la ciudad y que se han paralizado”, dijo César Trujillo, secretario general adjunto de la Unión Obrera de la Construcción Seccional Mar del Plata al referirse al actual momento laboral del sector.

 

Trujillo denunció que “la empresa que estaba realizando la obra de la Ferroautomotora despidió a los 60 trabajadores a raíz que, según afirma, no le pagan los Certificados de Obra desde hace 6 meses por un monto más que importante (N. de R: se habla de más de 30 millones de pesos). Algo similar sucede con la contratista que lleva a cabo la Autopista de la Ruta 226 que unirá Mar del Plata con Balcarce. Aquí la paralización es casi total y aducen idénticos motivos”.

 

El sindicalista afirmó que “también los trabajos de Defensa Costera que ocupaban a unos 30 compañeros, están sin actividad desde hace un mes. De continuar esta actitud del sector empresarial, analizaremos en una Asamblea los pasos a seguir”.

 

Hugo Loiza, secretario gremial de la UOCRA, acotó que “vamos a gestionar una audiencia con el Ministerio de Infraestructura, para ver cómo podemos hacer para evitar este panorama que se cierne sobre los obreros de la construcción”.

 

Trujillo enfatizó que “hoy estamos a la espera que una vez finalizado el vallado de la Vieja Terminal se comience con la obra en sí, que significará mayor mano de obra. Lo mismo con la puesta en marcha de las Torres de Pelli y la Ciudad Judicial. La esperanza no la perdemos , pero esta problemática nos ha llevado a declararnos en Alerta Amarilla ante los hechos que se van dando”.

 

Por último los dirigentes señalaron que la pesificación del mercado inmobiliario también ha significado que obras que se estaban encarando se frenen.

 

“Es cierto que vemos muchos `pozos´ (excavaciones que hablan de futuros edificios), pero solo eso existe. Construcción cero y lentamente se está produciendo un desaceleramiento de la construcción por demás peligrosa, y es el obrero quien comienza a pagar los platos rotos”, remarcó.

 

Cabe destacar que, la Seccional de la UOCRA cuenta con unos diez mil trabajadores afiliados , tanto en Mar del Plata como la zona, que hoy ven peligrar su futuro laboral con hechos concretos: despidos y suspensiones.



Siguiente Noticia La Casa Ecológica de la UOCRA ya tiene techo y se avanza en su finalización

Noticia Anterior Imputan a una enfermera por la muerte de un nene en Santa Clara del Mar

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario