En un intento para reducir la evasión impositiva, la administración de Daniel Scioli impulsa un proyecto para que todos los comercios de la provincia de Buenos Aires estén obligados a aceptar pagos con tarjetas de débito y crédito.

 

Se trata de una iniciativa presentada por senadores del Frente para la Victoria y ya tiene estado parlamentario en la Legislatura bonaerense.

 

Según informó el diario La Nación, a partir de esta medida la Provincia buscaría hacerse con los fondos necesarios para pagar los salarios y el aguinaldo de los empleados estatales en el último cuatrimestre del año.

 

El proyecto, que tiene la firma de 18 legisladores, fue redactado por el senador Gustavo Oliva y prevé sanciones -apercibimiento, multas y clausuras- a quienes se nieguen aceptar pagos con tarjeta.

 

Según detalla el matutino, el texto precisa que “el Poder Ejecutivo, a través de la autoridad de aplicación que la reglamentación establezca, será responsable de arbitrar los medios necesarios para asegurar el abastecimiento a todos los sujetos individualizados con terminales electrónicas de venta”.

 

Las autoridades de aplicación serían el Banco Provincia y la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), encargados de llevar adelante esa iniciativa. El primero de estos organismos debería ofrecer a los comercios cajas de ahorro o cuentas corrientes de manera gratuita para la implementación de esta ley.

 

La iniciativa del oficialismo coincidió, esta semana, con otras noticias que inquietan tanto a comerciantes como a consumidores: por un lado, la administración Scioli propuso subir la tasa del impuesto a los sellos que grava las compras en dólares con tarjeta de crédito; además, se supo que los bancos analizan subir la tasa de interés que pagan los consumidores por financiar en cuotas sus compras con tarjeta.

 

Sin embargo, Oliva dijo a La Nación que la medida no producirá gastos para los propietarios de los negocios ya que las terminales electrónicas y los posnet serían dados gratuitamente por la autoridad de aplicación. También agregó que para los consumidores también representaría un beneficio, porque las tarjetas de débito les permiten ahorrar hasta un 5% por la devolución del IVA.



Siguiente Noticia El Concejo Deliberante distinguió a la nutricionista Adriana Scaramela

Noticia Anterior Estatales paralizan la actividad en el Registro de las Personas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario