Sindicalistas y empresarios acordaron en el Ministerio de Trabajo un salario mínimo, vital y móvil de 2.875 pesos en dos tramos, lo que representa una mejora del 25 por ciento acumulativo, informaron el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y dirigentes gremiales.

 

Los sindicalistas de la CTA Hugo Yasky y Claudio Marín explicaron que se abonará un 16 por ciento a partir del 1º de septiembre y otro 8 por ciento desde febrero próximo, lo que significa un 25 por ciento acumulativo, en tanto anunciaron que una comisión estudiará “la precarización, el empleo en negro y el tercerismo fraudulento”.

 

Tomada anunció la mejora del haber mínimo, vital y móvil en una conferencia de prensa junto a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y confirmó la conformación de “una comisión que analizará el trabajo no registrado en general y las tercerizaciones”.

 

El sindicalista de la construcción Gerardo Martínez (UOCRA) aseguró que “la realidad manda y muchas cosas cambiaron en el país”, al reivindicar el acuerdo logrado entre gremialistas y empresarios para elevar a 2.875 pesos mensuales el mínimo.

 

Martínez sostuvo que, otra vez, sindicalistas y empresarios lograron un acuerdo, e indicó que todos los sectores deben asumir “un compromiso y una responsabilidad para combatir el trabajo en negro y continuar avanzando por el camino trazado en 2003”.

 

A su turno Yasky, titular de la Central de Trabajadores de la Argentina, aseguró que el acuerdo obtenido en el Consejo del Salario Mínimo igualó “los convenios paritarios de los sectores privados” y sostuvo que la corriente “siempre participó en el organismo porque defiende a ultranza el tripartismo”.

 

Por su parte, el integrante de la CTA y dirigente telefónico (FOETRA) Claudio Marín sostuvo que “el promedio paritario del año fue del 24 por ciento y, haber obtenido un punto más, fue más que importante”, e indicó que la comisión que analizará el empleo en negro y el tercerismo fraudulento fue “un gran logro de la CTA”.

 

Empresarios y sindicalistas lograron coronar un acuerdo en la cartera laboral, en el marco de la recomposición salarial que se negocia de forma anual en el tripartito Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil.

 

No participaron la CTA de Micheli -que no fue convocada-, la Federación Agraria Argentina (FAA) de Eduardo Buzzi -que rehusó participar- y la CGT que lidera el camionero Hugo Moyano.

 

En tanto Micheli reclamó un ingreso mínimo de 5.000 pesos, Moyano había exigido un salario de al menos 3.500 pesos.



Siguiente Noticia Presupuesto Participativo: difundieron los proyectos elegidos por los vecinos

Noticia Anterior Los orígenes: los instrumentos y su historia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario