El director del Teatro Auditorium, Gustavo Giordano y la Hermana Marta, titular del Centro Comunitario Integral Nuestra Señora de Luján, anunciarán este miércoles en forma conjunta una serie de acciones culturales que se concretarán con el objetivo de ayudar económicamente al hogar que asiste y contiene a numerosos niños carenciados de la ciudad.

 

En la actualidad, se encuentra atravesando una acuciante situación derivada de la falta de recursos, que ocasionaría el cierre de ese importante centro comunitario.

 

Incluye una subasta de arte y la gestión y obtención de subsidios y ayudas tendientes a lograr la continuidad del funcionamiento del tradicional hogar del barrio Las Heras.

 

El anuncio lo realizarán a las 11 en la sede del Teatro Auditorium, oportunidad en que Giordano y la Hermana Marta darán a conocer públicamente detalles de las iniciativas de carácter solidario organizadas.

 

Bajo el nombre “De los chicos para los chicos”, la singular subasta de arte ideada desde el Centro Provincial de las Artes se llevará a cabo el jueves 30 de agosto a las 19 en el Foyer del Auditorium.

 

La misma consistirá en rematar los murales realizados por los chicos que participaron del ciclo “A desaburrir el invierno”.

 

Para esta iniciativa el Teatro Auditorium logró sumar la colaboración de entidades empresarias locales tales como el Colegio de Martilleros, la Asociación Hotelera Gastronómica y la Cámara Textil, en tanto que continúa abierta la convocatoria a diferentes organizaciones, autoridades e interesados en incorporarse o colaborar con la propuesta solidaria.

 

Particularmente para el evento del jueves 30, el Colegio de Martilleros se encargará de llevar a cabo la subasta y también donará los honorarios que le corresponden por su labor.

 

Situación límite

 

El Centro Comunitario Integral Nuestra Señora de Luján, popularmente conocido como el Hogar de la Hermana Marta, agotó todos los recursos que tenía y cerraría sus puertas porque no cuenta con medios para continuar brindando la atención a las 220 personas que acuden diariamente.

 

Es que el Estado adeuda el pago del financiamiento correspondiente a varios meses y al no tener socios que colaboren sistemáticamente con la institución, no tiene posibilidad de sostener la prestación.

 

El hogar, ubicado en el barrio Las Heras, funciona desde 1983 y allí los beneficiarios reciben el almuerzo y desayuno o merienda, según el turno.

 

Acuden niños y abuelos que, además, participan de gran cantidad de talleres en el marco de la filosofía del lugar de brindar una atención integral, que incluya educación, cultura, música, entretenimientos y deportes.

 

Vale señalar que para el programa de abuelos, el hogar recibía una ayuda de 2,90 pesos por abuelo, por día. En el caso de los niños el importe ronda los 4 pesos. Con esos fondos en el hogar se intentaban comprar alimentos, algunos útiles, remedios y pagar las asignaciones a la gente que colabora en las actividades, que son todas personas del barrio y que ahora también se quedaron sin ese ingreso.



Siguiente Noticia La empresa EDEA anuncia cortes programados en Camet Norte

Noticia Anterior Celebran el “Día del árbol” con una particular muestra

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario