Más de un millón y medio de hectáreas permanecen afectadas por las inundaciones de los últimos días y, de acuerdo a pronósticos, las lluvias volverán en los primeros días de septiembre por lo que volverían a complicar el panorama del interior.

 

De acuerdo a un relevamiento de la agencia DIB, el agua comenzó a bajar en las últimas horas.

 

Pero el pronóstico de precipitaciones a partir de la primera semana de septiembre plantea un escenario complejo porque el agua no escurrirá y eso profundizará los inconvenientes actuales: hay cultivos que todavía no se pudieron levantar y el mal estado de los caminos no permitirán sacar la hacienda ni la leche de los tambos.

 

En Pehuajó, entre el 80 y 90 por ciento de las 450 mil hectáreas están afectadas por el agua, lo que provoca daños irreparables para el trabajo agrícola y pone en riesgo a unos 150 mil cabezas de ganado. Desde esa localidad del noroeste estiman que a fin de año llegarán con unos 1500 mm cuando el promedio anual es de mil.

 

En Bolívar, de las casi 500 mil hectáreas unas 400 mil se encuentran castigadas por el agua. El titular de la Rural, Fernando Alzueta, manifestó a que “el panorama es terrible”, ya que arriba del 80 por ciento del territorio productivo está inundado.

 

En Trenque Lauquen, más de 170 mil hectáreas están afectadas y la zona con más problemas es la del noroeste y noreste del partido. Además hay miles de hectáreas en la que todavía no se terminó de levantar lo sembrado y la proyección no es buena ya que se esperan 70 milímetros de lluvias para la próxima semana.

 

También Saladillo con unas 200 mil hectáreas afectadas, Carlos Tejedor con más de 150 mil y Carlos Casares más de 120 mil, se suman a otros distritos como 25 de Mayo, Alvear, Hipólito Yrigoyen y Olavarría, que tienen una gran acumulación de agua en sus terrenos.



Siguiente Noticia "Las trabas judiciales a un aborto no punible es no respetar el derecho a la integridad de las mujeres"

Noticia Anterior Cronograma de garrafas sociales para esta semana

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario