Una consecuencia clara de la retracción que afecta a la actividad económica es la disminución de la búsqueda de trabajadores por parte de las empresas. Inquietan la falta de presupuestos y la incertidumbre por los cambios de política económica.

 

“Parece haber consenso sobre algunas medidas de ajuste laboral que no necesariamente incluyen despidos (pero que tampoco lo excluyen) sino congelamiento de vacantes, reducción de horas extras u otras”, indica un estudio de SEL Consultores, a partir de una encuesta entre 150 firmas líderes que ocupan 296 mil personas.

 

El primer aspecto que destaca el relevamiento que condujo Ernesto Kritz es que “casi 9 de cada 10 empresas consultadas tienen posiciones vacantes”, y “cerca de un tercio las tiene congeladas, por razones como reducción de costos, falta de presupuesto e incertidumbre”.

 

En línea con esas restricciones, “una proporción parecida (28%) señala que si alguien se retira o se desvincula de la empresa, el puesto se mantiene vacante sin tiempo definido de cobertura, o en algunos casos (los menos) se lo elimina”.

 

Además, otro tercio de las empresas ha optado por suspender el ingreso de nuevo personal.

 

Otra consecuencia negativa sobre los ingresos de los trabajadores y potenciales participantes del mercado de trabajo es que en los últimos doce meses el 29% de las empresas líderes consultadas por SEL Consultores ha reducido las horas extras.



Siguiente Noticia Por los morosos, las tarjetas de crédito aumentarán un 4% sus comisiones

Noticia Anterior La Presidente pidió que los clubes "entreguen" las listas de los barrabravas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario