El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, aseguró  que “el Derecho debe comprender a todos”, volvió a defender el proyecto de reforma del Código Civil y Comercial, y le bajó el tono a las críticas formuladas por la Iglesia.

 

“La Iglesia representa una visión, legítima desde su punto de vista, pero el Derecho debe comprender a todos. Por otra parte, debemos respetar la libertad persona”, indicó Lorenzetti.

 

Con respecto a los cuestionamientos de la Iglesia contra el nuevo Código Civil, el magistrado aclaró: “En realidad la Conferencia Episcopal apoya la reforma. Sólo hizo algunas objeciones, que son legítimas desde su punto de vista, y lo ha hecho con mesura”.

 

“Hay otros sectores más fanáticos, pero yo creo que no debemos guiarnos por fundamentalistas, ni lobbies de intereses. Hay otros sectores que tienen intereses legítimos en una idea y quieren una ley completa que se refiera a eso en el Código, pero no es posible”, precisó.

 

En ese sentido, el titular de la Corte Suprema especificó: “Un código contiene reglas generales; lo demás debe estar en leyes especiales”.

 

“Yo he dicho en el Congreso que, en las funciones que tengo como presidente de la comisión, he insistido en conducir la diversidad, lo cual es complejo por la cantidad de temas y de opiniones diversas en cada uno de ellos. El criterio que he seguido es fijar los principios que reflejan los fundamentos básicos, dejando la suficiente libertad para que los conflictos, que siempre van a existir, puedan desenvolverse dentro de parámetros de razonabilidad”, señaló en su defensa del proyecto.

 

Además, Lorenzetti explicó que los conceptos vertidos por la Conferencia Episcopal Argentina en un documento crítico hacia el proyecto de reforma del Código Civil y Comercial, “reflejan una posición institucional de la Iglesia”.

 

“Más allá de la institución, hay muchísimas personas, católicos, de otras creencias o no creyentes que se casan, pero que también conviven sin casarse, que tienen hijos de modo natural o por fecundación in vitro, que se separan, que tienen problemas”, agregó en declaraciones a un matutino porteño.

 

En cuanto a los reclamos sobre los procesos adopción y las atribuciones de la familia de origen, el magistrado dijo: “El régimen sobre adopción ha sido muy trabajado, con una amplia participación de grupos que trabajan en el campo, con amplia experiencia”.

 

“Participaron sectores del Ministerio de Acción Social, organizaciones sociales, hombres y mujeres de Derecho. Se articularon proyectos ya existentes. Es decir, refleja lo mejor de una gran experiencia acumulada”, añadió



Siguiente Noticia La AFIP aumentó la carga tributaria para desalentar las importaciones

Noticia Anterior El EMTur recibió reconocimiento de la Facultad de Arquitectura

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario