Se trata del argentino Jorge Mario Jáuregui que diseñó los proyectos en el marco del Plan de Aceleración del Crecimiento. La urbanización contempla la construcción de viviendas, espacios verdes, pavimentación, instalación de medios de transporte, implementación de servicios de saneamiento y agua, y de espacios comunes como ramblas o bibliotecas, entre otras cuestiones.

 

Mar del Plata Veinte20, cuyo titular es Marcelo Artime, organiza una charla del arquitecto argentino Jorge Mario Jáuregui, que tendrá lugar el próximo 21 de septiembre mientras que el 22 el profesional visitará el asentamiento conocido como “Villa Evita” –que cuenta con un proyecto de urbanización presentado por Artime cuando era presidente del Concejo deliberante-.

 

Jáuregui es rosarino pero emigró a Brasil hace más de 30 años y reside en Río de Janeiro donde desarrolló el proyecto Favela Barrio por el cual obtuvo en el año 2000 un premio de la Universidad de Harvard.

 

El proyecto consiste en una serie de mejoras tendientes a urbanizar la favela, entre ellas el diseño de viviendas, espacios verdes, la construcción de calles y accesos, la instalación de medios de transporte, pavimentación, implementación de servicios de saneamiento y agua, y de espacios comunes como ramblas o bibliotecas, entre otras cuestiones.

 

Favela Barrio forma parte del Plan de Aceleración del Crecimiento (PAC), y el arquitecto ha encabezado la urbanización de veinte favelas. Las más conocidas son Cidade de Deus, Rocinha, Macacos y los complejos de Alemão y Manginhos, por citar algunos.

 

Los distintos planes de urbanización están atravesados por la idea de unir a la ciudad “informal” con la “formal”, y terminar así con la segmentación. El objetivo es mejorar la calidad de vida de los vecinos integrando la infraestructura con el ambiente.

 

El proyecto que elaboró para Rocinha, por ejemplo, incluye la incorporación de contexto por alturas coincidentes, el uso de color que en la cultura popular se asocia a la idea de la belleza (ver imagen en archivo adjunto), el uso de materiales, el tratamiento de los bordes construidos, jardines que incorporan el uso de espacio Colectivo abierto, la creación de nuevos accesos, el cuadrado de articulación con el resto de la barriada, y la ampliación de la calle 4ª.

 

En tanto que otro de los avances que consiguió fue la creación de un teleférico que conecta la base con la parte alta del complejo de Alemao (ver archivo adjunto).

 



Siguiente Noticia Unión tropezó en el debut ante Santamarina

Noticia Anterior Con un banderazo, un grupo de vecinos volvió a reclamar seguridad

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

Deja un comentario