El Secretario General del Partido Socialista y Diputado Provincial Alfredo Lazzeretti participó, este sábado, de la reunión del Consejo Federal del PS que se llevó a cabo en la ciudad de Rosario en la cual se elaboró un documento crítico sobre la situación del país, con doce prioridades.

 

El acto estuvo encabezado por el Presidente del Consejo, Hermes Binner, quien manifestó su preocupación “ante la falta de respuesta política a los problemas sociales e institucionales que evidencian la Argentina de hoy”, y opinó: “Vemos a un gobierno autocomplaciente por algunos logros obtenidos, sin reconocer la profundidad y amplitud de los problemas estructurales pendientes.

 

“El proceso inflacionario impacta negativamente en el sector productivo, principalmente el vinculado a las exportaciones, lo cual frena la actividad económica y la creación de empleo”, opinaron en el documento final los dirigentes socialistas de todo el país, y enumeraron que: “la industria automotriz, las economías regionales con sus diversas producciones están en serias dificultades. Vemos producciones primarias frutihortícolas y productoras de alimentos – mano de obra intensivos – con problemas de competitividad que hace peligrar miles de puestos de trabajo y la continuidad de la actividad de pequeños y medianos productores”.

 

“El deterioro de los ingresos de los sectores asalariados, jubilados, pensionados y beneficiarios de programas sociales como resultado del proceso inflacionario con índices superiores al 20% anual, constituye una deuda política importante. El Observatorio de la Deuda Social nos muestra con crudeza y realismo el deterioro económico y social de gran parte de la sociedad, frente a un INDEC vulnerado y nada creíble “, analizaron.

 

“Frente a esta realidad, desde el gobierno se construye un discurso político que parece dar cuenta de un país que no existe, divorciado de los problemas cotidianos de la mayoría de los argentinos y argentinas”, criticaron y agregaron que “el Gobierno Nacional, reduciendo la masa de impuestos coparticipables y distribuyéndolos discrecionalmente, transfiere el ajuste a las provincias y los municipios, que es donde se prestan los servicios de educación, salud, justicia y seguridad. La autonomía de las provincias es vulnerada, y solo queda el recurso judicial ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación frente a la negativa del poder político de resolver los problemas en los ámbitos institucionales que corresponden”.

 

“El deterioro de la calidad y el acceso a los servicios de salud, educación y vivienda del Estado, la asfixia financiera de las provincias, la negativa a reconocer la falacia de los indicadores del INDEC, agudiza aun más las carencias de los sectores más vulnerables. Condenamos la represión ocurrida en distintas provincias para callar los reclamos frente a esta situación”, denunciaron.

 

En tanto, el documento expresó que “La baja calidad institucional reflejada en el abuso de una mayoría parlamentaria en el Congreso de la Nación, que pretende reducir su participación a la mera aprobación de las propuestas del Poder Ejecutivo; el incumplimiento de la ley de coparticipación federal; la falta de diálogo político; la falta de transparencia en el manejo de los recursos públicos, constituye un obstáculo para el desarrollo económico y social”.



Siguiente Noticia Con localidades agotadas, Norma Aleandro inició su gira nacional en Mar del Plata

Noticia Anterior Mandan los de siempre

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario