Por Mariano Busilachi

 

Vale aclarar que no es época electoral y falta un buen tiempo para votar candidatos. Sin embargo, la idea es repasar quiénes fueron los cuadros políticos que han gobernado el Partido de General Pueyrredón y cómo fue su suerte. Qué partido ha gobernado históricamente, curiosidades, hechos bisagra de la historia política local, entre otros. Quizás se encuentren con algunas sorpresas y datos insospechados.

 

Lo primero que hay que decir, es que Mar del Plata siempre se vio muy afectada por los cambios políticos bruscos producidos a nivel nacional. Desde un primer momento, entre fines del siglo XIX y principios del XX, estuvo gobernada por dirigentes que provenían del conservadurismo. Terratenientes de la zona que gozaban del privilegio de participar del poder político, a raíz de su buen pasar económico. Fortunato de la Plaza fue uno de ellos, y se lo considera el primer intendente de la ciudad. Por otra parte, sufrió en numerosas oportunidades la intervención por parte gobierno provincial, en donde se imponían “comisionados” que respondían al ejecutivo bonaerense.

 

Quienes más lucharon contra esta situación fueron los socialistas. El socialismo marplatense es reconocido ampliamente por ser considerado el partido con mayor tradición en la ciudad. Desde 1920, cuando Teodoro Bronzini fue electo intendente por primera vez, se consolidó como el partido predilecto por gran parte de los marplatenses. Hasta la década del 70 gobernó en varias oportunidades y se destacaron las figuras de Rufino Inda, Juan Fava, Jorge Lombardo, Luis Fabrizio y Teodoro Bronzini, quienes muchos coinciden en considerar a éste último el dirigente político más emblemático de la ciudad. Claro que esta fuerza no quedo exenta de los cambios a nivel nacional, sufriendo intervenciones, gobiernos defacto, presiones externas, etc. Durante la década infame, luchó contra el conservadurismo desde los cargos legislativos, ya que nunca pudo ganar la intendencia. En gran parte por el fraude y las prácticas antidemocráticas de los gobernantes de turno. Volvió al poder a fines de los 50, de la mano de Bronzini. Pero desde el retorno a la democracia no volvió a gobernar. Quizás sea por las divisiones fuertes que sufrió el partido los últimos años. Muchos lo adjudican también a la elección de Luis Fabrizio como intendente en 1982, en plena dictadura militar, para conducir la transición a la democracia. Que un intendente socialista participe de esa sangrienta dictadura, por mas que pueda ser una participación indirecta, fue un hecho dañó profundamente la relación entre la gente y el tradicional partido político. Un vínculo que recién ahora se intenta reparar.

 

Pero en la ciudad también gobernaron los otros dos partidos de peso que tiene el país: el Partido Justicialista y la Unión Cívica Radical.

 

Por el lado del peronismo, llegó al poder gracias a la rutilante aparición de Juan Domingo Perón en la vida política argentina. En 1948 fue electo Juan José Pereda como primer intendente peronista del partido de General Pueyrredón. Pero el justicialismo duró menos de lo que se esperaba. Con continuas intervenciones provinciales, gobernó hasta 1955 cuando la llamada “Revolución Libertadora” derrocó a Perón de la presidencia. Es hasta el día de hoy que nunca volvió a gobernar. Siempre tuvo gran representación en lo que respecta a concejales. Y su poder se agiganta si se habla de los sindicatos. Pero a pesar de ese poder, nunca pudo volver a ocupar el ejecutivo local. Como el caso del socialismo, pueden haber influido sus internas nacionales. Pero a nivel local también tuvo sus batallas perdidas, sobre todo contra el mismísimo Partido Socialista.

 

El radicalismo también tiene historia propia en la ciudad. Un hecho curioso es que fue el primer partido elegido democráticamente luego de años de predominio del conservadurismo. Fue en 1918 cuando Luciano Arrué asumió la intendencia, siendo el primer intendente de la UCR en el partido de General Pueyrredón, hasta 1920. Lo llamativo, es que tuvieron que pasar 63 años para que el radicalismo vuelva a ocupar el ejecutivo local. Más allá de que siempre tuvo una fuerte representación en el Concejo Deliberante, recién en 1983 con el retorno de la democracia volvió a ser gobierno, a través de la figura de Ángel Roig. Pero la espera no le vino mal. Roig fue reelegido para el período 1987-1991, y en 1995, tras un turbulento gobierno de Mario Russak de la UCeDé, volvió al gobierno. Elio Aprile fue el elegido y logró una reelección histórica en 1999, con más del 60% de los votos. Pero la grave crisis del 2001 caló muy hondo en Mar del Plata y Aprile debió renunciar un año después. Lo sucedió interinamente el radical Daniel Katz. Para sorpresa de muchos, teniendo en cuenta lo del 2001, Katz fue elegido por el voto popular en el 2003.  Sin embargo, a partir del 2007, el radicalismo local sufrió la nueva tendencia de los llamados “radicales K”, lo que provocó el reparto de la intención de votos. Hoy el partido centenario lucha por recuperar el lugar perdido en la ciudad, e incluso, todavía intenta recuperarse de los fallecimientos de dos grandes referentes: Ángel Roig y Elio Aprile.

 

Pero esté informe  no sería nada si no se menciona al partido que gobierna actualmente. Acción Marplatense se ha consolidado como un partido vecinal de peso. Logrando importantes acuerdos con el kirchnerismo, se ha mantenido como protagonista indiscutido de las disputas electorales de los últimos años. Con Gustavo Pulti a la cabeza, desde principios de este siglo ha crecido notablemente. Con dos candidaturas previas sin obtener la victoria, en el 2007 Pulti accedió a la intendencia con un resultado electoral correcto. Sacó un poco mas del 30% de los votos y le alcanzó para ganar la elección. En el 2009, gracias a un acuerdo con el kirchnerismo, logró que Acción Marplatense se imponga en las legislativas. Y en el 2011, nuevamente con el apoyo del gobierno nacional y particularmente del gobierno provincial, logró ganar con comodidad la reelección. Para ser un partido joven ha tenido numerosas satisfacciones. Pero todavía pareciera que por si solo le cuesta despegar, y el apoyo del kirchnerismo ha sido decisivo para lograr buenos resultados. Una buena prueba sería ir en solitario a las próximas elecciones, aunque es un riesgo que nadie está dispuesto a correr aún.

 

También existieron a lo largo de la historia numerosos partidos que nunca llegaron a lograr grandes resultados. Otros tuvieron mejor suerte. Pero aunque pasen los años, la política local siempre rondó entre el conservadurismo, el socialismo, el peronismo y el radicalismo. Y claro que a ellos ahora se les agrega Acción Marplatense, el partido de mayor protagonismo en la actualidad local.



Siguiente Noticia Lazzeretti participó de la reunión del Consejo Federal del Partido Socialista

Noticia Anterior Preocupa la tala indiscriminada en El Sosiego

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario