La provincia de Buenos Aires comenzó a conformar una red de atención en neuromodulación, especialidad que se ocupa de mejorar la calidad de vida de personas discapacitadas por accidentes cerebrovasculares, Parkinson, parálisis cerebrales y para aquellas que sufren tics generalizados por Síndrome de Tourette, movimientos involuntarios o dolores crónicos por amputaciones o por enfermedades como neuralgia glosofaríngea.

 

La iniciativa forma parte del Primer Programa de Neuromodulación que existe en América Latina, creado el año pasado por el ministerio de Salud provincial y con el que se espera intervenir a unas 100 mil personas afectadas por estos males.

 

En realidad, en todo el mundo no existe un programa gubernamental similar, o sea de neuromodulación, y por eso este programa fue reconocido como el primero en su tipo en un importante congreso de Londres.

 

El plan cuenta con la coordinación de dos eminencias internacionales en el tema: los doctores Fabián Piedimonti y Juan Carlos Andreani, quienes al mismo tiempo son presidente y vicepresidente de la Sociedad Argentina de Neuromodulación.

 

En Argentina, como en el resto del mundo, no hay estadísticas sobre las personas que podrían mejorar enormemente su calidad de vida con estas técnicas. Sin embargo se estima que entre 100 y 150 mil bonaerenses estarían en condiciones de recibir este tratamiento.

 

El ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, detalló que la neuromodulación y la rehabilitación quirúrgica “consiste en procedimientos quirúrgicos, principalmente neurológicos, que se utilizan para restablecer el equilibrio del sistema nervioso central, ya sea mediante la destrucción de las áreas que generan los trastornos o bien mediante la implantación de neuroestimuladores que permiten disminuir el dolor o atenuar los síntomas”.



Siguiente Noticia Norma Aleandro llega con su “Master Class”

Noticia Anterior La AFIP suspendió a 146 agentes de futbolistas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario