El titular de la AFIP brindó una conferencia de prensa en la cual comunicó los pormenores de la investigación que se está llevando adelante desde el organismo sobre los clubes del fútbol argentino en base a sospechas por maniobras fraudulentas y de evasión en las transferencias de jugadores.

 

Como primera instancia, Echegaray dejó en claro que el organismo no desea que se suspenda la actividad del torneo de Primera División: “Nosotros queremos que haya fútbol, por lo que no hay razón para que se suspenda la fecha. La AFIP no tiene atribuciones ni competencias para habilitar o inhabilitar jugadores de fútbol”.

 

También anunció que en el día de la fecha se bloqueó el Código Único de Identificación Tributaria (CUIT) de 146 representantes, intermediarios o agentes del fútbol e informó que esto será comunicado de inmediato a la AFA y a las entidades bancarias. “Estamos llevando adelante investigaciones respecto a hombres de negocios del fútbol que despliegan actividades o maniobras fiscales que repercuten en el no pago de impuestos, en la fuga de capitales y en lavado de dinero”, sostuvo.

 

En relación a esta cuestión, precisó: “En sus Declaraciones Juradas no figuran las comisiones sobre las operaciones realizadas. Detectamos inconsistencias en el cruce de datos entre ingresos declarados y los consumos, viajes y gastos con tarjetas de crédito de esta personas que, muchas veces, ni siquiera declaran esa actividad que realizan”.

 

“Para nosotros, o pagan impuestos o evaden, no hay término medio. El representante tiene que pagar el 35% de su comisión; el inversor tiene que pagar el 35% de la diferencia entre lo que compra y lo que vende; y el futbolista tiene que pagar el 35% de lo que percibe”, resaltó.

 

Además, denunció las operaciones de triangulación en los pases de jugadores que involucran a clubes del exterior como Unión San Felipe de Chile o Fénix de Uruguay. Se trata de instituciones en las que los futbolistas argentinos nunca cumplieron funciones.

 

Echegaray planteó en relación al equipo chileno, presidido por el argentino Raúl Delgado: “Si la operación se hace por un jugador argentino, que juega en un club argentino, que es transferido a otro club argentino, con inversores argentinos e intermediarios argentinos, me pregunto por qué hay que recurrir a otro señor argentino que tiene un club en el exterior para girarle fondos. Esto puede hacerse para ocultar realidad económica de la operación”.

 

“Se trata de una entidad que, de acuerdo a sus estatutos y balances, ni siquiera administra los derechos federativos de estos jugadores, sino que le pagan por ello a una sociedad en un paraíso fiscal como Islas Vírgenes”, agregó.

 

El titular de la AFIP aseguró: “Queremos tener un fútbol sano y transparente. Aquí hay situaciones donde algunas dirigencias se hacen las distraídas, mientras que otras han tomado cartas en el asunto. Queremos que haya fútbol, pero también queremos cobrar los impuestos”.

 

Además, invitó a las instituciones del fútbol argentino a acercarse a la AFIP con la documentación de las transferencias para regularizar su situación.

 

“Hay que valorar la respuesta y la actitud por parte de la AFA y por gran parte de los dirigentes de los clubes, que, aunque saben que los estamos investigando, tomaron cartas en el asunto. La mejor forma de no convalidar estas conductas es aceptar nuestra invitación y mostrarnos la realidad económica de la operación, de manera que podamos cobrarles los impuestos que corresponden”, concluyó.



Siguiente Noticia Crean una Red de atención para secuelas de ACV, Parkinson y dolores crónicos

Noticia Anterior Más de 677 personas continúan evacuadas en nueve distritos bonaerenses

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario