Unas 200 personas fueron evacuadas este jueves en seis partidos bonaerenses del centro y sudoeste por la fuerte lluvia registrada y se suman a los 420 que aún permanecen en albergues como consecuencia de las intensas lluvias de la semana pasada, informó el Consejo Provincial de Emergencias.

 

Las lluvias que llegaron a los 230 milímetros en algunas zonas, afectaron los distritos del centro y sudeste provincial, donde hubo anegamientos en los cascos urbanos, suspensión de clases y corte de rutas.

 

El Consejo Provincial de Emergencias destacó que a los 360 evacuados en La Matanza y 62 en Pilar de la semana pasada, se le sumaron hoy 69 en General Pueyrredón, 42 en San Cayetano, 8 en Lobería, 5 en Azul, 25 en Laprida y 50 autoevacuados en Necochea.

 

En tanto en Balcarce, Azul, Tandil, Las Flores, Gonzáles Chaves y General Lamadrid esperan una crecida de los ríos y arroyos en las próximas horas con inundaciones en zonas rurales.

 

El ministro de Desarrollo Social bonaerense, Martín Ferré, explicó que trabajan “articuladamente con todos los organismos de gobierno y que se mantienen guardias permanentes para prestar asistencia técnica o material a aquellas comunas que lo requieran”.

 

En este sentido destacó que “están alistados helicópteros, camiones doble tracción, maquinaria pesada y equipos técnicos para brindar asistencia ante situaciones de emergencia”.

 

El titular del Consejo, Luciano Timerman, manifestó que “como los cursos de agua de la zona siguen creciendo, la cantidad de personas asistidas pueden incrementarse en las próximas horas”.

 

El funcionario recomendó a los vecinos “mantenerse informados y en calma, evitar caminar entre aguas en movimiento, desconectar los aparatos eléctricos, trasladarse a lugares seguros o centros de evacuados y atender siempre las indicaciones del personal a cargo de los operativos de evacuación”.

 

Una de las zonas más complicadas es el partido de Azul, donde cayó un promedio de cien milímetros en la cuenca alta del arroyo del mismo nombre que cruza toda la zona central, “lo que causará su desborde en las próximas horas y la afectación del casco urbano”, dijo a Télam el intendente José Manuel Inza.

 

El jefe comunal manifestó que “existe preocupación de los vecinos porque es la tercera inundación que ocurre en 90 días y la segunda en forma consecutiva” y sostuvo que “muchos vecinos están precavidos y colocan compuertas en sus casas”.

 

Inza destacó que los pronósticos aseguran que el arroyo “igualará o superará la crecida de la semana pasada que alcanzó los 5,5 metros por lo que indudablemente llegará entre la madrugada y la tarde del viernes al casco urbano y producirá un impacto económico en la zona turística”.

 

Según los mapas satelitales, la tormenta de hoy empezó en el centro de la provincia de Buenos Aires y se trasladó hacia la costa sur y sudeste, afectando los municipios de Tandil, Tres Arroyos, General Alvarado, y Necochea.

 

Vialidad Nacional cortó dos rutas, la 226 y 228, que cruzan el sur provincial, por la presencia de agua sobre la calzada, mientras que se suspendieron las clases en casi todos los partidos afectados.



Siguiente Noticia Movimiento Evita lanzó el Frente Nacional de Mujeres

Noticia Anterior Barrios de Pie llama a la solidaridad y cuestiona ayuda del municipio

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario