Desde la semana pasada, la provincia se encuentra envuelta en una situación crítica debido a las intensas lluvias que se registraron, principalmente en el centro de la Provincia.

 

El tiempo continúa inestable y en distritos como Balcarce, Tandil, Rauch, Las Flores, Azul, Necochea y Olavarría, tuvieron que suspender las clases y la gente levanta tapiales de ladrillos en las puertas de sus casas para evitar que entre el agua. “La Dulce”, una pequeña localidad de Necochea, está absolutamente bajo agua.

 

Así, en Balcarce, según indica el diario local La Vanguardia, las intensas lluvias obligaron a los bomberos voluntarios a realizar más de 30 salidas por el taponamiento de canaletas y el ingreso del agua.

 

Hubo además despistes en las rutas 55 y 226. Incluso se conformó un comité de contingencia por la situación crítica en algunos sectores, especialmente el ubicado en la zona de Pueblo Nuevo.

 

En Olavarría, la medición en el puente de la avenida trabajadores alcanzó un pico de 6,95 el fin de semana. Ayer la marca indicó que el agua estaba en 2,10 metros en un marcado retroceso perolas mediciones de esta mañana, tras los casi 50 milímetros caídos dieron cuenta de un crecimiento de 1,4 metros.

 

También era crítica la situación en Tapalqué y General Alvear, donde se espera que, de continuar las precipitaciones, el agua pueda ingresar a los hogares del casco urbano. “Estamos rodeados de agua”, dijeron fuentes locales a este portal.

 

El arroyo Azul, que cruza toda la ciudad cabecera, crecerá en su caudal entre la madrugada y la tarde del jueves, por lo que las autoridades preparan operativos de evacuación.

 

En tanto, los vecinos colocan compuertas en la entrada de sus casas en precaución de lo que sería la tercera inundación que sufre la ciudad en 90 días.

 

“Estamos esperando el pico de crecida del arroyo; la semana pasada llegó a los 5,50 metros y ahora creemos que lo puede superar”, dijo a Télam el intendente Jose Manuel Inza.

 

El jefe comunal precisó que “nos confirman que el arroyo desbordará en las próximas horas, con lo cual habrá una inundación en el casco urbano de Azul debido a que llovió mucho en la cuenca alta y ya se inundaron zonas rurales”.

 

En Rauch, en tanto, las lluvias de la semana pasada provocaron el desborde de los arroyos Chapaleofú y Los Huesos. La consecuencia fue una decena de evacuados.

 



Siguiente Noticia Aumentan los evacuados, suspenden las clases y las condiciones climáticas no mejoran

Noticia Anterior Peñarol y Boca abrirán el telón de la Liga Nacional de Básquetbol

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario