Las restricciones para atesorar en dólares impuestas desde octubre pasado redujeron el negocio de compra venta de divisas en el mercado financiero y dejaron a las casas de cambio en la cuerda floja: su participación en el volumen negociado cayó a la mitad en el segundo trimestre de 2012, al comprender sólo el 1% del total de las operaciones, según datos del Banco Central.

 

Los agentes de cambio operaron u$s 529 millones entre abril y junio pasado, cuando en el mismo período del año pasado habían negociado u$s 1.344 millones. La caída del 60% redujo un punto porcentual su participación en el mercado cambiario.

 

Como es de esperar, este escenario provoca “muchísima preocupación en todo el sector”, según indicaron fuentes de la Cámara Argentina de Casas y Agencias de Cambio.

 

“Estamos operando el 10% de lo que operábamos hace un año atrás, porque no hay atesoramiento y porque hay menos gente que vende. ¿Por qué la gente que no necesita la boleta va a vender en casas de cambio si puede ir enfrente a vender a $ 6 en vez de al oficial?”, explicaron.

 

“La rentabilidad se destruyó -agregaron-. Estamos casi todos en pérdida.” Las agencias están en plena reducción de costos y el más alto es el de personal: según la consultora Tendencias Económicas y Financieras, el sector cambiario registró 80 despidos en julio.

 

Ante la caída en el caudal de operaciones, la cámara se presentó ante el BCRA para proponer alternativas que amplíen sus posibilidades de negocios, pero aún no ha obtenido una respuesta. Por lo pronto, las agencias esperan el aumento de las operaciones en la temporada de vacaciones de verano. Momento en que también incrementarán el stock de moneda de países limítrofes para vender a quienes viajen a esos destinos.

 

Fuente: cronista.com



Siguiente Noticia "Hay que cuidar y profundizar el Mercosur"

Noticia Anterior Un diputado nacional en contra de los barrios cerrados

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario