Ante la falta de respuestas por parte de las autoridades del Consejo escolar, la comunidad educativa del Centro de Formación Profesional Nº1 volvió a expresar su malestar por el estado del edificio ubicado en Castelli, entre Viamonte y Alvear.

 

Cabe destacar que, los alumnos sólo tienen clases dos veces por semana y aún no reacondicionaron el nuevo edificio, en Rawson entre Sal Luis y Mitre, para hacer el traslado.

 

 

A este Centro concurren unos 150 alumnos con todo tipo de discapacidad y el edificio actual no está en condiciones de dar respuesta a la demanda que la matrícula genera.

 

“No alcanzan los baños ni los salones y el edificio que nos han alquilado hay que hacerle una serie de arreglos y desde el Consejo manifiestan que no han recibido el dinero suficiente”, expresaron.

 



Siguiente Noticia Trazan un buen balance del movimiento turístico en Mar del Plata

Noticia Anterior Plantean interrogantes sobre el control de los cambios en fachadas de comercios

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario