El presidente del Honorable Concejo Deliberante, Ariel Ciano, encabezó el acto en conmemoración del 40º aniversario de la presentación de Astor Piazzolla en el teatro Colon de Buenos Aires, que se convirtió en la primera vez en la historia que un marplatense actuó en esa sala.

 

En el acto, además, estuvieron el secretario de Cultura, Luis Reales, el periodista especializado, Marcelo Gobello, los concejales Gerardo Cirese, Carlos Aiello, Maximiliano Abad, Verónica Beresiarte, el pianista Armando Blumetti, y alumnos de las escuelas Primaria 14, secundaria 201 y 202.

 

El pianista Luis Reales, junto al bandoneón de Germán Galbato y la voz de Karina Levine interpretaron tangos de Piazzolla como balada para un loco y luego fue el turno del maestro Julio Davila acompañado por músicos de la orquesta municipal de tango que tocaron Adios Nonino.

 

A su vez, Ciano adelantó: “Estuvimos trabajando en un proyecto de ordenanza para que el 15 de octubre, día en que se compuso Adios Nonino sea declarado Día del Músico Marplatense”.

 

Por su parte, Reales destacó la iniciativa del titular del cuerpo y sostuvo que “se propone a cuarenta años de la llegada de Astor al Colon y a veinte años de su fallecimiento”.

 

“Comparto que cuando hablamos de Piazzolla, hablamos de identidad. Tengo frente a mí a dos personas que quiero y admiro mucho que son también parte de la identidad como Julio Davila y el maestro Armando Blumetti. Muchos de los músicos más jóvenes, hemos aprendido mucho de su trabajo, de su nobleza, y de música”, señaló.

 

Luego, Gobello explicó la relación de Piazzolla con Mar del Plata, cómo fueron sus primeros pasos en la música y la época en que “se encontraba con Armando Blumetti en la calle Catamarca, ambos en bicicleta, para ir a estudiar con el maestro Néstor Romano que fue el primer director de la Orquesta Municipal”.

 

El periodista, un estudioso de la vida de Piazzolla, indicó que la presentación en el Colon fue muy importante. “No estuvo solo Estuvo. También se presentó la orquesta de Anibal Troilo, Horacio Salgan, Los Chalchaleros, Mercedes Sosa”.

 

“A Astor, en esa época, lo criticaban por mezclar elementos que no venían del tango sino del jazz, de la música clásica. Esa música increíble que hizo tuvo su primer momento de gloria en el Colon y fue nada más y nada menos que con el Noneto del que Piazzolla era arreglador, director compositor y bandoneonista”, concluyó.

 



Siguiente Noticia Ya se palpitan los Juegos Paralímpicos Londres 2012

Noticia Anterior A través de cooperativas de desocupados ponen en valor plazas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario