La decisión de la familia Sisterna de cerrar al público uno de los atractivos culturales más emblemáticos de la ciudad de Mar del Plata por problemas financieros, generó diversas reacciones.

 

Desde el gobierno municipal iniciaron gestiones con los dueños del Museo para buscar alternativas que permitan rever la medida o, en su defecto, buscar un espacio físico donde exhibir la muestra de más de 30 mil caracoles y el acuario que se encuentran en el edificio ubicado en la avenida Colón.

 

Por ahora, redujeron los días de atención y durante setiembre permanecerá abierto.

 

El único museo privado de Mar del Plata con una de las colecciones de caracoles más importantes de Sudamérica podría cerrar sus puertas.

 

Pablo Sisterna, director del Museo, reconoció que este emprendimiento fue deficitario desde su inicio hace ya doce años. “Sin dudas es difícil tener un equilibrio financiero con una actividad basada en la cultura y en la educación de la ciencia y más en una ciudad que sigue siendo altamente estacional como Mar del Plata“, confesó.

 

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), uno de los creadores de este emprendimiento agregó que después de tantos años ya no pueden seguir sosteniendo los costos que genera el Museo “y la decisión que hemos tomado es que de esta manera no se puede continuar”.

 

Pablo Sisterna reconoció haber mantenido reuniones con el intendente Gustavo Pulti y con otras entidades nacionales “analizando distintas alternativas para no llegar al extremo de tener que cerrar el Museo del Mar, o bien que pueda al menos la muestra de caracoles sea exhibida en otro lugar como puede ser el Museo de Ciencias Naturales”.

 

“El deseo mayor sería no tener que cerrar el lugar porque fue hecho con toda una concepción integral que abarca el acuario, los caracoles, los juegos de física, las actividades culturales. Son semanas de diálogos y decisiones finales“, remarcó.

 

En otro párrafo de la nota, Sisterna comentó que “ingenuamente” pensaba recuperar la inversión en no más de tres o cuatro años, “pero nunca lo logré y tuve que ir cerrando algunas áreas como los recitales, ya que en sus primeros años de funcionamiento la concepción del museo era de un centro cultural completo”.

 

En la actualidad, el Museo funciona de jueves a domingo, de 11 a 19 horas y consultado acerca de si le han puesto fecha de cierre, Sisterna se limitó a decir que “la escala se mide en semanas, aunque durante setiembre estará abierto“.

 

El Museo del Mar cuenta con cuatro niveles en los que, además de la colección de más de 30.000 caracoles, pueden encontrarse dos espacios con acuarios de diferentes tamaños, dos salas con la muestra de juegos de ciencia interactivos “Curiosos por el Mundo”, una sala de conferencias y auditorio de usos múltiples, una biblioteca especializada, entre otras opciones.

 

Por: Gonzalo Patrone
PUNTONOTICIAS
Radio La Red (FM 91.3)



Siguiente Noticia Reclamarán por la autonomía de Quequén en la ruta 2

Noticia Anterior Tratarán el proyecto de Emergencia por violencia sexual de género

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

  1. JMC
    17 agosto, 2012 at 1:27 PM — Responder

    a ver si el municipio pone la plata para un emprendimiento cultural de una buena vez! reparten para todos lados, ponganse ahora o mardel termina de morir culturalmente del todo.

Deja un comentario