Desde la Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios (CAMECO) manifestaron su rechazo a la reforma de los artículos 204 y 207 de la Ley de Contrato de Trabajo por considerar que afectará al pequeño empresario y al comerciante.

 

De aprobarse en los próximos días, el proyecto elevado por legisladores del oficialismo obligaría a toda la actividad económica privada a duplicar el pago de la jornada laboral que se cumple los sábados después de las 13 y todo el día domingo, manteniendo la obligación de otorgar el franco compensatorio por el tiempo trabajado.

 

Los dirigentes de esta entidad perteneciente a la Cámara Argentina de Comercio evaluaron las consecuencias que podría tener la sanción de la nueva norma y el resultado estimado sería de alcance “muy negativo” para comerciantes y pequeños empresarios de la ciudad de Mar del Plata y la costa.

 

Juan Antonio Gutiérrez, presidente, y Alejandro Bolgeri, vicepresidente de CAMECO, respectivamente, explicaron que entre los efectos que provocaría la medida se advierte la posibilidad de un “aumento de costos muy importante en el sector”, que “dañaría a la actividad comercial y al turismo”, por medio de la hotelería, gastronomía y transporte de todo tipo, como también los servicios de entretenimiento del tipo cines, clubes-teatros, espectáculos deportivos y culturales.

 

Gutiérrez y Bolgeri admitieron que “estamos preocupados y ponemos en alerta al comercio local porque esta reforma impacta en todos aquellos que trabajan dentro del marco de la ley, cumpliendo con sus requisitos. Una vez más se castiga al que está encuadrado y no se combate al informal o clandestino, que abunda por donde se mire”.

 

Para CAMECO las economías regionales sufrirán el deterioro de manera definitiva.

 

“Uno piensa que el comercio solo puede ser alcanzado por esta reforma pero no es así: empresas de seguridad, de limpieza, clínicas y sanatorios, droguerías y farmacias, peluquerías, rotiserías, panaderías, y cualquier otra actividad estará padeciendo los efectos de la medida. Estamos particularmente preocupados por los comercios y las pequeñas y medianas empresas que difícilmente puedan asumir los nuevos costos”, señalaron las autoridades.

 

CAMECO ha expresado, junto a la CAC, su desacuerdo con el proyecto mediante notificaciones a los diputados nacionales que deben abordar el tema.

 

Los directivos de la entidad local sostuvieron que el proyecto generará nuevos costos, ya que las empresas de servicios públicos podrían trasladar a las empresas usuarias de sus servicios (comercios, servicios, industrias, etc.), los ajustes generados por el incremento de sus propios costos.

 

Aunque un pequeño comerciante decidiera no abrir su local el sábado por la tarde y el domingo, igual va a sufrir el incremento de costos por traslado de las empresas de servicios“, advirtieron.

 

Finalmente, resaltaron que “la medida no solo lesionaría el mantenimiento del empleo formal, sino que favorecería la informalidad“.



Siguiente Noticia La Ministra Débora Giorgi confirmó su presencia en Expo Industria

Noticia Anterior "Asistimos a una marginación de Dios en la vida pública y privada"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

  1. JMC
    16 agosto, 2012 at 4:29 PM — Responder

    Que caraduras! negrean a la gente a mas no poder! la hacen trabajar entre 10 y 12 horas y no le pagan las horas extras! Ajo y agua muchachos! a respetar los derechos del trabajador!

Deja un comentario