La Agencia de Recaudación de la Provincia, que conduce Martín Di Bella, inició meses atrás un procedimiento de notificación que abarcó a los propietarios de inmuebles que tenían construcciones y ampliaciones no declaradas.

 

Las irregularidades, que totalizaban 5 millones de metros cuadrados no registrados, habían sido detectadas por los inspectores de Arba a través del uso de herramientas de tecnología satelital y controles presenciales efectuados durante el último año en más de cien distritos bonaerenses.

 

Una vez que recibieron la intimación, los dueños de esas propiedades en infracción tuvieron un plazo más que razonable para regularizar su situación fiscal, pero sólo el 10% de ellos realizó el trámite para declarar los metros construidos.

 

Por ello, Arba comenzó a notificarles a los infractores que incorporará de oficio las construcciones no registradas y determinará la valuación fiscal de esos inmuebles, acorde a lo establecido en el Artículo 84 bis y 84 ter de la Ley N° 10.707.

 

En lo que respecta a las partidas declaradas como baldíos, serán 43.737 los inmuebles incorporados de oficio. Estas propiedades concentran 4,1 millones de metros cuadrados que no fueron registrados ante el fisco y, por ende, representan para la Provincia una pérdida de $12,4 millones anuales en concepto de Impuesto Inmobiliario.

 

Además, como parte del mismo procedimiento, Arba corregirá las valuaciones fiscales de 5.304 inmuebles, ya que sus propietarios, si bien tienen registradas ante el catastro sus viviendas, no informaron las ampliaciones que realizaron. En este caso, son 419.272 los metros construidos sin declarar que, según estimaciones de la Agencia de Recaudación, implican un perjuicio de $1,2 millones.

 

Sumando las propiedades que figuran como baldíos y las casas que poseen ampliaciones no declaradas, el monto de la evasión alcanza los $13,6 millones anuales.

 

En total, son 49.041 las partidas en infracción que acumulan más de 4,5 millones de metros cuadrados edificados que se encuentran sin registrar. Todos esos metros comenzarán a ser incorporados por Arba a los registros catastrales y, además, los propietarios deberán abonar con retroactividad a la fecha de construcción los impuestos que eludieron.



Siguiente Noticia La Provincia entregará libros para los alumnos de escuelas especiales

Noticia Anterior BAFWeeK: creaciones y texturas innovadoras en un primer día a pleno

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario