El gobierno bonaerense informó que se extenderá a todos los ámbitos de la Administración pública el control del presentismo del personal; una medida que se enmarca en la crisis financiera que atraviesa la Provincia.

 

Así, la directora general de Educación bonaerense, Silvina Gvirtz, emitió un comunicado al que tituló “no se analiza ningún ajuste” y agregó que quería “llevar tranquilidad a los docentes” ya que “todas las medidas que se puedan tomar tienen como objetivo mejorar la educación”.

 

En ese tren, Gvirtz afirmó que “la partida de Personal se mantendrá intacta; no está en nuestros planes suspender ninguna suplencia”. Y acotó que el ajuste -“la austeridad en el gasto”, en su definición- se aplicará sobre “las partidas destinadas al funcionamiento del nivel central” (los administrativos del ministerio) y a través de “la limitación en el beneficio de la educación privada ya anunciada”.

 

La funcionaria admitió, no obstante, que habrá medidas en torno del ausentismo y anunció, en ese sentido, que “se pondrá en marcha un plan integral de presentismo para todos los empleados de la Provincia”.

 

Tras ese comunicado, el jefe de Gabinete de la Provincia, Alberto Pérez, salió a informar también que se implementará un “plan integral de presentismo” en toda la Administración.

 

Pero, lejos de aseverar que en Educación “no se suspenderá ninguna suplencia”, el jefe de Gabinete puntualizó que el sistema que se implementará “nos permitirá detectar los excesos” del ausentismo “y tomar las medidas necesarias”, poniendo como ejemplo justamente “el marco de las suplencias que se da en Educación”, donde “la situación es sumamente preocupante -afirmó-, con un promedio de ausentismo del 24%”.



Siguiente Noticia "Los que formamos parte de las Fuerzas Armadas estamos siempre al servicio de la gente"

Noticia Anterior La seguridad deportiva dejó de estar en manos del Coprosede

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario