Con las maniobras de remoción del último resto del casco del Lattar II, finalizó la extracción y desguace de 27 buques que estaban hundidos o inactivos en aguas del puerto marplatense. Representan un total de más de 12.000 toneladas y 1200 metros de eslora.

 

El Consorcio Portuario, con apoyo de los tres niveles de gobierno, recuperó así casi 30.000 m2 de áreas operativas y allí proyecta construir nuevos espigones.

 

La grúa PNA GS 451 de la Prefectura Naval Argentina depositó este martes sobre el muelle de la sección 11 de puerto Mar del Plata el último resto del LATAR II, un buque pesquero de 82,5 metros de eslora, 14 de manga y un desplazamiento de 2200 toneladas que había permanecido inactivo y abandonado durante casi dos décadas junto a uno de los espigones de la Escollera Sur.

 

Así se concluyó, en el marco del Convenio de Colaboración suscripto en su momento entre el Ministerio del Interior de la Nación, el Ministerio de la Producción bonaerense, la Municipalidad, Prefectura Naval Argentina y el Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata, con la puesta a seco del último de los 27 cascos hundidos y abandonados en distintos sectores de esta estación marítima.

 

Las remociones en realidad fueron 28, dado que al momento de producirse la correspondiente a la batea del pesquero Santa Inés, se localizó debajo de ella el casco de un buque NN que también fue extraído y pasado a desguace.

 

La PNA inició el operativo el 18 de octubre de 2005 y lo concluyó este martes. El conjunto de los cascos removidos representa 12.040 toneladas y, alineados en fila india, el equivalente a 1200 metros de eslora.

 

Esta labor desarrollada con equipos y personal de la fuerza de seguridad nacional ha permitido liberar un espejo de agua de casi 30.000 m2, sector sobre el cual el Consorcio Portuario planea desarrollar los espigones 8 y 9, perpendiculares a la Escollera Sur, cuyos proyectos ejecutivos se encuentran en plena elaboración.

 

El gerente general del Consorcio Portuario, Walter Sivina, destacó que en la tarea que da por concluido el plan de remoción y puesta a seco de barcos hundidos en puerto Mar del Plata, que terminó con la triste postal de exposición de los restos de estos barcos en la Escollera Sur, trabajaron por igual los tres presidentes que hasta hoy ha tenido el ente: Mario Dell Olio, Sergio Fares y Eduardo Tomás Pezzati, reconociendo siempre este último la labor que al respecto habían desarrollado sus antecesores.

 

Finalmente dijo que Eduardo Pezzati hubiera estado feliz de ver concretado este esfuerzo. Por esa razón, y como un último homenaje a quien era presidente de Consorcio Portuario hasta su reciente fallecimiento, todos los gerentes del ente estuvieron presentes en el preciso momento que la última sección del LATAR II fue depositada sobre el muelle.

 

La segunda etapa del plan involucra a los tres últimos buques hundidos o abandonados en este puerto. Las obras, a cargo de un operador privado, avanzan en la Escollera Norte sobre el pesquero Mapuche; luego se trasladarán a la Escollera Sur para continuar con el Kronomether y por último con el casco del Tehuelche.



Siguiente Noticia El diputado Britos se mostró en contra de los cambios en las comisarias de Mar del Plata

Noticia Anterior Bajo la lluvia, miles de fieles participaron de la fiesta de San Cayetano

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario