“Dentro de poco, van a regalarnos estatinas a todos. Las vamos a encontrar hasta en el café.” En tono de broma, lo dice la doctora Melina Huerin, jefa de Cardiología del Instituto Cardiovascular Lezica.

El motivo de la consulta es la polémica desatada por un artículo publicado en The Lancet, en mayo, según el cual a partir de los 50 años todos deberían tomar estatinas, enfermos o no.

Haciendo historia
Las estatinas están entre nosotros desde hace poco más de 20 años. En 2008, Akira Endo recibió el Premio Lasker (considerado la antesala del Nobel) por el descubrimiento de las estatinas. Estos fármacos reducen el colesterol y previenen la enfermedad cardiovascular.

En palabras simples, el LDL (lipoproteínas de baja densidad) lleva el colesterol hacia los tejidos y contribuye a la formación de placas de ateroma y a la aterosclerosis; por eso, se lo conoce como “colesterol malo”. En cambio, el HDL (lipoproteínas de alta densidad) captura colesterol y lo lleva al hígado, donde se elimina; por eso se lo llama “colesterol bueno”.



Siguiente Noticia El Concejo Deliberante continúa organizando visitas guiadas para escuelas

Noticia Anterior Comenzó la vacunación contra la hepatitis B en centros de salud

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario