El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, reconoció que en los últimos meses, después de años de crecimiento, “se detuvieron las incorporaciones laborales” a raíz de la fuerte crisis mundial. De este modo, llamó a “empezar a cuidar el empleo”.

 

Sin embargo, el funcionario nacional aclaró que el Gobierno trabaja en el desarrollo de “políticas anticíclicas” que le permitan al país mantener el ritmo de producción y así la estabilidad económica y el trabajo.

 

Como ejemplo de lo realizado hasta el momento, luego de la crisis del 2008, el ministro destacó “el plan de viviendas y la recuperación de la red ferroviaria”. “Además de ser planes con un objetivo social, van a generar muchos puestos de trabajo”, sostuvo.

 

Por otra parte, Tomada se refirió a la situación que vive la CGT y descartó que el oficialismo busque fomentar una fractura entre los dirigentes. “Es demencial que se piense que esta división pueda beneficiar a alguien”, argumentó.

 

En torno a los dichos del secretario general de un sector de la central obrera Hugo Moyano, el ministro criticó su postura y sostuvo: “Fue comprando un rol de confrontación directa, sabiendo que éste es el Gobierno que más ha hecho por los sindicatos y por los trabajadores, y que lo seguirá haciendo”.

 

En tanto, Tomada elogió la figura del titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y lo consideró “un hombre con una cuota de humildad y prudencia”.

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: