Por Mariano Busilachi

 

El 25 de abril del año pasado Mar del Plata se convirtió oficialmente en una ciudad “Libre de Humo”. Ese mismo día, entró en vigencia la ordenanza 20104, que tiene por objeto “reducir al mínimo los efectos nocivos del humo de tabaco en las personas y reducir o evitar las consecuencias que en la salud humana origina el consumo de los productos elaborados con tabaco”. En el artículo dos de la misma, está expresado claramente que se prohíbe fumar en todos los espacios cerrados con acceso público en el Partido de General Pueyrredón. A poco más de un año de su promulgación, la ordenanza ha tenido un gran éxito en la ciudad. Sin embargo, y particularmente a nivel nacional, todavía quedan medidas pendientes.

 

Ricardo Palacios, concejal de Acción Marplatense y principal impulsor de la ordenanza, confirmó que “Mar del Plata es uno de los lugares donde mas éxito ha tenido”. Y según sus palabras, “lo tuvo desde el primer día”. Siguiendo la opinión del edil marplatense, “en la ordenanza 20104 el núcleo fuerte es no fumar en los lugares cerrados. Y acá eso se cumple”. Para graficar la buena recepción de la medida, Palacios tomó como el ejemplo la reacción de los casinos. “Uno de los lugares donde más me preocupaba que se aplique (por la ordenanza) era en los casinos, y ellos fueron absolutamente solidarios. Estaban en contra de que se fume porque sabían el daño que ocasionaba”. Con respecto a los comercios que habían invertido dinero en reformar sus locales para la temporada, dividiéndolos en dos sectores (uno para fumadores y otro para no fumadores), tampoco hubo problema. En la ordenanza promulgada a principios del 2011, se dejó explícito mediante el artículo 19 que la misma entraría en vigencia a partir del 25 de abril, lo que le dio a los comerciantes un tiempo prudencial para recuperar el dinero invertido.

 

Cabe aclarar que los que fuman no solo dañan su salud. También perjudican a aquellas personas que no fuman pero están expuestas al humo del tabaco, consideradas “fumadores pasivos”. Según un documento elaborado por la Alianza Libre de Humo Argentina (ALIAR), el humo del cigarrillo contiene más de 4000 sustancias, entre ellas tóxicos, irritantes, mutágenos y 69 sustancias que producen cáncer. Estas son reconocidas por la comunidad científica como mortales y son inhaladas por las personas que se encuentran en un lugar cerrado donde alguien fuma. Así mismo, el artículo 8.1 del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco (CMCT), declara que “la evidencia científica ha establecido inequívocamente que la exposición al humo del tabaco causa la muerte, enfermedades y discapacidad”. En el documento elaborado por ALIAR, se afirma que “en Argentina cada año mueren alrededor de 6000 personas no fumadoras como consecuencia de enfermedades causadas por la exposición a humo de tabaco ajeno”.  Y en el mundo, mueren por año seis millones de personas, y la cifra va en aumento.

 

Al cumplir la ordenanza 20104 un año de vigencia en Mar del Plata, el Concejo Deliberante llevó a cabo un evento conmemorativo. Se invito a todos los municipios que tuvieran similares legislaciones en la provincia de Buenos Aires, como así también a representantes de Capital Federal, Rosario, Santa Fe y Córdoba. El concejal Palacios explicó que el evento no se hizo “por egoísmo, sino para ver algo con proyección. Para mostrar los resultados que hubo en Mar del Plata, pero además ver las falencias, es decir cosas que no se han hecho en Argentina”. Una de ellas, tiene que ver con el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco (CMCT). Este documento, firmado y ratificado por más de 150 países, tiene como objetivo “proteger a las generaciones presentes y futuras contra las devastadoras consecuencias sanitarias, sociales, ambientales y económicas del consumo de tabaco y de la exposición al humo de tabaco. Proporcionando un marco para las medidas de control del tabaco que habrán de aplicar las Partes a nivel nacional, regional e internacional a fin de reducir de manera continua y sustancial la prevalencia del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco”.  En Argentina, este convenio no está ratificado. Néstor Kirchner, durante su presidencia, firmó el documento y lo derivó al poder legislativo para su ratificación definitiva. Para adherir al Convenio Marco es necesaria la aprobación de la Cámara de Diputados de la Nación y la Cámara de Senadores. Esta última lo aprobó, pero todavía lo tienen que aprobar en Diputados. El Convenio es importante porque contiene pautas para desarrollar medidas relacionadas con la reducción de la demanda de tabaco, protección contra la exposición al humo de tabaco, reglamentación del contenido de los productos de tabaco, reglamentación de la divulgación de información sobre los productos de tabaco, publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, educación, comunicación, formación y concientización del público, empaquetado y etiquetado de los productos de tabaco, medidas relacionadas con la reducción de la oferta de tabaco, entre otras.

 

En Argentina existe la Ley Nacional 26687, que regula la publicidad, promoción y consumo de los productos elaborados con tabaco. A pesar de la existencia de la ley nacional, y de la ordenanza 20104 en el Partido de General Pueyrredón, no todos colaboran con la medida. “Uno de los problemas que tiene la vigilancia para que se cumpla la ordenanza es la nocturnidad. En general no se fuma, pero hay lugares que si. Es un problema que tiene que ver con los controles”, sostuvo Palacios.  Por otro lado, el concejal de Acción Marplatense presentó un proyecto de ordenanza, que todavía esta en comisiones, tendiente a calificar cuáles son los lugares donde puede venderse cigarrillos. “El Ministerio de Salud Pública de la Nación reglamentó la ley nacional. Ellos sacaron una pauta, que es la base de la nueva ordenanza, que dice que los únicos lugares de venta son kioscos, polirrubros y tabaqueras, aunque estas últimas se incluyen por una cuestión técnica”. Incluso la ley también reglamenta la difusión publicitaria. Entre otras pautas, establece que la publicidad o promoción deberá incluir mensajes sanitarios como “Fumar causa cáncer” u otros 9 slogans posibles, cuyo texto debe ser legible, prominente y deberá ocupar el 20% de la superficie total del material objeto de publicidad o difusión.

 

Si bien la ordenanza 20104 ha tenido buenos resultados, todavía faltan tomar medidas a nivel nacional que le den una mayor fuerza a la lucha contra el tabaco en el todo el país. Palacios concluyó que “lo que falta, que es una lucha despareja (por la presión de las tabacaleras), es que se firme el convenio marco, lo que le daría una importante fuerza a la propuesta de erradicar el consumo de tabaco”.



Siguiente Noticia Misión cumplida para María Peralta en el Maratón de Londres 2012

Noticia Anterior TC: Ledesma encabezará una serie en Buenos Aires

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario