Fue el resultado de un operativo conjunto entre Inspección General y operarios del ENOSUR. El infractor se dedicaba al desarme de autos en un terreno baldío, ocupando además sectores de la vereda y de la calle.

 

El lugar en cuestión está ubicado en la intersección de las calles 12 de octubre y Namuncurá del barrio Santa Mónica, donde se procedió al retiro y secuestro de más de 3 toneladas de chatarras en autopartes y autos en mal estado de conservación.

 

En este sentido, el titular de Inspección General, Eduardo Bruzetta, señaló que “en este lugar, un individuo, que compraba vehículos chocados y en mal estado, realizaba la tarea de desarme en la vía pública utilizando parte de un terreno situado en 12 de octubre y Namuncurá, así como también la totalidad de la vereda y parte de la calle”.

 

“Por esto, al ser una zona de tránsito semipesado con galpones donde entran y salen micros y camiones de gran porte, poniendo así en peligro la seguridad de peatones y conductores e impidiendo que los vecinos pudieran circular libremente por la vereda”, agregó.

 

Cabe consignar que el individuo fue intimado en dos oportunidades anteriores dándole un plazo razonable para que retirara los elementos de la vía pública y cesara con dicha actividad no permitida, a lo que esta persona hizo caso omiso a dicho pedido.

 

El material secuestrado fue llevado a depósitos municipales hasta que el Juzgado de Faltas, que recogió las actuaciones, determine el destino final de estos elementos, mientras que el individuo fue infraccionado por ocupación de la vía pública y por desarrollar una actividad no permitida.



Siguiente Noticia Ministro Casal reivindicó el trabajo del Servicio Penitenciario Bonaerense

Noticia Anterior Comenzó la convocatoria a cubrir los listados para cargos docentes

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario