Una situación traumática se registró esta semana en la Escuela Nº20 ubicada en Castelli y San Juan, a raíz de la presencia de roedores dentro del establecimiento que obligó a suspender las clases de manera urgente para llevar adelante una tarea de desratización.

 

A comienzos de julio, las autoridades del establecimiento educativo enviaron una nota al Consejo Escolar solicitando que se realice una desratización del edificio luego de comprobar la presencia de excrementos de roedores.

 

Sin embargo, no se aprovecharon las dos semanas del receso invernal y con la vuelta a clases el panorama en esta escuela se agravó considerablemente.

 

En declaraciones a LU6 (AM 760), la directora Silvina Cabral expresó su preocupación por esta situación que forzó a suspender las clases hasta el próximo martes inclusive.

 

La máxima autoridad de la Escuela Nº20 confesó que se encontraron con ratas circulando por los pasillos y hallaron excrementos dentro de las aulas e incluso sobre los pupitres.

 

Cabral reveló que resultaron infructuosos los intentos por comunicarse el pasado lunes con el Consejo Escolar para dar a conocer esta situación y a través de la Jefatura Regional de Educación se pudo contactar a la empresa desratizadora para diagramar los trabajos.

 

Debido al riesgo que los venenos que se utilizan traen aparejado para los chicos, se decidió suspender las clases hasta el martes próximo inclusive y para evitar que los alumnos se retrasen en su aprendizaje confeccionaron un módulo que los padres deberán retirar.



Siguiente Noticia Empresarios ven difícil la recuperación a corto plazo del puerto

Noticia Anterior La Facultad de Arquitectura celebrará 50 años con una muestra en Plaza del Agua

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario