La ermita que guarda la imagen de la Virgen de Luján en el cementerio de Darwin, en las islas Malvinas, donde descansan los restos de 238 soldados argentinos que murieron en la guerra de 1982, fue profanada, denunciaron ayer familiares de los caídos en combate.

 

“Hemos tomado conocimiento de que las autoridades de la potencia ocupante (en referencia a Gran Bretaña) de las islas se encuentran en conocimiento de este hecho, habiéndose presentado la policía de las islas en el cementerio de Darwin”, señaló un comunicado la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur.

 

Los familiares denunciaron que fue un “acto de profanación” del monumento a los caídos emplazado en el cementerio de Darwin, y aseguraron que el lugar fue “víctima de un acto vandálico cuya autoría aún se desconoce“.

 

“Desde nuestra entidad hemos remitido notas al canciller Héctor Timerman y al embajador británico en la Argentina, John Freeman, para que en sus respectivos ámbitos de responsabilidad garanticen una investigación urgente y exhaustiva acerca del acto profanatorio cometido contra el monumento a los soldados argentinos caídos en 1982”, remarcó la comisión de familiares a través de un comunicado.



Siguiente Noticia Dos choques en lo que va del día

Noticia Anterior Sigue la caída en la construcción y se reduce la creación de puestos de trabajo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario