Se produjo un robo a una vivienda ubicada en el barrio Parque Luro y se llevaron 30 mil dólares. El dinero estaba escondido en una estufa. Todo ocurrió durante el fin de semana cerca del mediodía cuando los dueños de casa no se encontraban en el lugar. Al regresar se encontraron con la triste sorpresa. El desorden no era de gran volumen, y esto lleva a la deducción de que los ladrones, sabían bien donde estaba el dinero. Nadie vio ni escuchó nada.



Siguiente Noticia Devastador incendio en un depósito de plásticos

Noticia Anterior Peligra la continuidad del Talgo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario