El Observatorio de la Ciudad de la Universidad FASTA indagó sobre las preocupaciones de los ciudadanos marplatenses y comparó los datos con noviembre del 2009. La seguridad sigue siendo la problemática más mencionada por amplia mayoría, mientras que la desocupación se mantiene en segundo lugar.

 

La investigación reflejó que el 90% de los ciudadanos estuvo de acuerdo en que se sienten amenazados por el aumento de la delincuencia; mientras que sólo el 16% estuvo de acuerdo en que Mar del Plata es una ciudad segura y sólo dos de cada diez encuestados calificaron como suficiente a la presencia policial.

 

Según los datos extraídos, luego en orden de importancia le siguen la desocupación, el tránsito, la limpieza, el estado de las calles y finalmente, la educación.

 

Para dicha investigación fueron encuestados 397 marplatenses mayores de edad de diferentes barrios de la ciudad.

 

En relación al tránsito casi ocho de cada diez encuestados están de acuerdo en que es caótico y que el número de accidentes es alto. En el caso de los colectivos, las opiniones se dividieron casi en partes iguales entre el acuerdo y el desacuerdo cuando se consultó sobre la puntualidad, frecuencia y la amplitud y cobertura de este servicio público.

 

Por otra parte, los ciudadanos le otorgan al control de alcoholemia un papel importante como factor que colabora con su disminución, aunque sugieren mayor frecuencia del mismo.

 

Si bien por lo menos siete de cada diez marplatenses indicaron que tanto la vivienda, como la pobreza, el desempleo, y la salud son problemas importantes a resolver, esta última con el 81% de respuestas es la temática peor conceptualizada de las cuatro.

 

 

Más del 70% de los encuestados no está de acuerdo con que Mar del Plata sea una ciudad limpia. Por otra lado seis de cada diez marplatenses, están de acuerdo con que la ciudad tiene importantes problemas cloacales; mientras que el basural, a pesar del nuevo Centro de Disposición Final de Residuos Sólidos Urbanos, sigue siendo percibido como un problema que los afecta de manera personal.

En concordancia con los resultados a nivel general, la mayor preocupación en “su barrio” es la seguridad en todos ellos, con excepción únicamente de El Grosellar, en donde es desplazado al segundo lugar por el estado de las calles.

 

La limpieza emerge como la segunda opción en las zonas Materno, Puerto, Pompeya, San Juan y Dorrego, Centenario y Las Américas; el tránsito ocupa ese lugar en el Microcentro y en Plaza Urquiza; y luego los casos puntuales del transporte en Mundialista, el alumbrado en Monolito, y la desocupación en el barrio Lourdes.

 

Finalmente, casi tres de cada cuatro marplatenses consideran que el consumo de drogas en la ciudad está aumentando, y que, por otro lado, la corrupción es otro problema importante. Si bien no aparecieron de manera espontánea en las respuestas iniciales, son dos de las temáticas que están arraigadas en la percepción ciudadana.
Otro dato importante que puede considerarse positivo, es que seis de cada diez marplatenses creen que la ciudad, a pesar de todo lo expuesto, satisface las expectativas de los turistas al momento de pasar sus vacaciones, enfatizando las características positivas por encima de todas las consideraciones sobre las problemáticas descritas.

 

COMPARACION CON NOVIEMBRE 2009

 

En comparación con el mismo trabajo realizado en noviembre de 2009, el Equipo de Investigación de la UFASTA concluyó en que la seguridad sigue siendo la problemática más mencionada, por amplia mayoría; mientras que la desocupación se mantiene en segundo lugar. El nivel de acuerdo sobre las afirmaciones de que Mar del Plata es una ciudad segura y que la cantidad de policías es suficiente, bajó a la mitad.

 

Si bien han disminuido la mención y la importancia del estado de las calles, han aumentado las del tránsito. La mención de los precios y la inflación como problemáticas, sufrió el aumento más significativo; y la de falta de infraestructura y del estado de las calles, las que más disminuyeron.

 

Por su parte, la desocupación, que era percibida como un problema de la sociedad en general pero no de manera personal, hoy también empieza a sentirse de esta manera, posiblemente por las características actuales del mercado laboral.

 

La percepción negativa sobre el basural disminuyó casi diez puntos desde 2009 hasta hoy (72% a 63%). Y también casi en el mismo porcentaje, disminuyó la percepción negativa sobre los problemas cloacales de la ciudad (de 69% a 61%). En cambio empeoró la consideración de Mar del Plata como una ciudad limpia, ya que disminuyó de un acuerdo del 41% al 29%.
El Microcentro es el único barrio en el que el tránsito continúa siendo una preocupación significativa.

 

Finalmente, tal como en 2009, los marplatenses siguen afirmando que la ciudad satisface las necesidades de los turistas que la visitan.



Siguiente Noticia "Déficit municipal, la suma de todos los hechos”

Noticia Anterior La Juventud de Acción Marplatense agasajó a niños en sus vacaciones

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario