A partir del próximo miércoles, miles de chicos que asisten a comedores escolares en la provincia de Buenos Aires podrían quedarse sin ese servicio esencial.

 

Esta posibilidad dependerá del gobierno provincial en caso de no lograr en las próximas horas un acuerdo con las empresas proveedoras de los menúes que allí se sirven, que anunciaron una medida de fuerza en reclamo por la abultada deuda que mantiene con esas firmas la administración de Daniel Scioli, estimada en unos 500 millones de pesos.

 

Hoy, autoridades del ministerio de Desarrollo Social y de la Asociación de Prestadores de Servicios a Comedores Escolares y Afines (Abpscea) retomarán las negociaciones en busca de un acuerdo que permita garantizar el servicio en el retorno a clases.

 

“Es una medida drástica pero la verdad es que la situación no da para más”, dicen desde las empresas proveedoras.

 

Con todo, la entidad ratificó ayer que si la propuesta del gobierno bonaerense no satisface las necesidades de las empresas, muchas de las cuales no cobran desde principios de año, a partir del miércoles interrumpirán el servicio.

 

“Hay voluntad de alcanzar un acuerdo, estamos abiertos al diálogo. Pero necesitamos que entiendan que muchas de las empresas están atravesando enormes inconvenientes porque se les adeudan pagos desde principios de año”, explicó el titular de Abpscea, Héctor Acevedo.

 

Fuente: El Dia



Siguiente Noticia La Presidenta viaja a Brasil para participar de la Cumbre del Mercosur

Noticia Anterior Se instalará semáforo para girar a la izquierda en Luro e Italia

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario