El plenario de secretarios generales de la CTA bonaerense resolvió dejar en suspenso las medidas de fuerza acordadas originalmente para el 30 y 31 de julio y permanecer en estado de alerta y movilización “ante la posibilidad de que el gobierno provincial recurra al salario de los trabajadores y al aguinaldo como variable de ajuste para resolver sus problemas financieros”.

 

Esta central anunció que va a presentar al gobierno “un pliego de reivindicaciones importantes que incluye resolver la problemática del tope en las asignaciones familiares, mantener abierta las paritarias con todas sus comisiones y avanzar en una propuesta de reforma tributaria y presupuesto provincial que sostenga las políticas públicas que deben garantizar el acceso a derechos sociales para todas y todos los bonaerenses”.

 

También se resolvió realizar una movilización para el 6 de agosto exigiendo el esclarecimiento del crimen militante político y social Mariano Ferreira y otra movilización en conjunto con el Frente Gremial Docente Bonaerense, a fecha a coordinar, para eliminar el tope de las asignaciones familiares y la elevación del monto mínimo no imponible en el tributo de ganancias.

 

En medio de un complejo escenario marcado por la crisis en las finanzas bonaerenses, que obligó al Ejecutivo a recurrir a mecanismos como la renovación de las licencias de bingos en busca de financiamiento extra, los gremios estatales y docentes tienen decidido no postergar los reclamos en torno a reivindicaciones “que no necesariamente implican grandes erogaciones presupuestarias”, según destacan.

 

Esa decisión surgió luego que desde la administración Scioli se emitieran señales claras sobre la imposibilidad de abrir una negociación salarial en el actual contexto económico.

 

PLANTEO SALARIAL

 

En paralelo al planteo presentado ayer por la CTA Provincia que lidera Roberto Baradel, alineada a nivel nacional con la conducción de Hugo Yaski, desde otros gremios ya plantearon abiertamente a la Provincia la reapertura de las paritarias para discutir salarios.

 

Entre ellos, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Provincia, enrolada a nivel nacional en la CTA disidente que conduce Pablo Micheli.

 

“Vamos a pedir que se reabra la paritaria general para discutir salarios porque la inflación se devoró los aumentos de marzo”, dijo el titular de ATE Provincia, Oscar de Isasi.

 

En ese sentido, adelantó que en las próximas dos semanas los empleados afiliados al gremio realizarán asambleas y reclamos puntuales en los lugares de trabajo, y a partir de la segunda semana de agosto, definirán un nuevo “plan de acción” donde podría incluirse algún paro.

 

Fuente: El Dia



Siguiente Noticia Gremios docente reanudan las clases sin paros

Noticia Anterior Una familia marplatense fue agasajada en "A desaburrir el Invierno"

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario