Cada día que se visita el supermercado, o la despensa del barrio, para hacer las compras las caras de sorpresa no se pueden disimular. Es que ya no existe esa estabilidad de hace algún tiempo, cuando determinados productos conservaban su precio por varios meses. Ahora los aumentos en la canasta familiar, se producen con mayor reiteración. La preocupación del ama de casa aumenta. Los ingresos por trabajo, en muchos hogares, son escasos comparados con la suba de precios. Para colmo, en las ultimas horas corrió la versión que se implementaría un tarifazo, en los próximos meses.



Siguiente Noticia Elegancia y buen vestir: como combinar camisas y corbatas

Noticia Anterior Cada comercio tendrá que plantar un árbol

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario