Las prestaciones médicas para los afiliados del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) podrían ser suspendidas la semana entrante si la obra social no cancela -aunque sea- parte de la deuda que mantiene con las clínicas de la provincia de Buenos Aires.

 

“Hoy la situación es preocupante dado en atraso en los pagos”, definió el presidente de Fecliba del IX Distrito Jorge Soria. En tanto que el tesorero de la entidad, doctor Gustavo Elicabe, destacó la importancia de la cancelación de la deuda porque “nos ayuda a cumplir con nuestras obligaciones”. Aunque no hay fecha estipulada para los pagos, se mostraron confiados en que “esta semana que comienza tengamos una fecha tentativa” y aseguraron que en caso contrario “podrían suspenderse las prestaciones”. Esta semana se reunirán en La Plata todas las federaciones para establecer los lineamientos a seguir.

 

El problema radica en que IOMA está atrasada en el pago de las prestaciones realizadas “desde el mes de abril en adelante”, explicó Soria. Si bien reconoció que “habitualmente existen atrasados de IOMA” el actual se extendió más de lo habitual “sobre todo si lo comparamos con 2011, que para esta época ya se habían abonado las prestaciones de abril”.

 

Esto, a entender del doctor Elicabe, que produjo “la pérdida de un mes en el primer semestre del año. Para nosotros es muy importante el tema de la facturación de IOMA”. La obra social cuenta con “entre 1.800.000 y 1.900.000 afiliados en la provincia de Buenos Aires -unos 60 mil en Mar del Plata- con distintos niveles de adherentes y afiliados directos”, detallaron.

 

Asimismo, consideraron a la deuda como “muy grande” calculando que asciende a “más de un millón de pesos por cada clínica grande”, las cuales suman unas 500 en todo el territorio bonaerense.

 

Aunque Fecliba realizó distintos reclamos en IOMA La Plata, hasta ayer no tenían “fecha cierta de pago” lo que les generó a los profesionales “preocupación”.

 

“No hay ni siquiera fecha tentativa -dijo Soria- por lo que esperamos tener alguna para la próxima semana y que sea un pago importante, no un 10 o 20 por ciento de la deuda”.

 

A su turno, el doctor Elicabe aseguró que “necesitamos que pague abril porque en julio pagamos aguinaldo y sueldo, entero. La facturación de IOMA nos significa cerca del 30 por ciento de los ingresos, que principalmente van destinados a sueldos y aguinaldos”.

 

En caso de no obtener una respuesta positiva, desde la Federación de Clínicas anunciaron la posibilidad de que “las prestaciones puedan resentirse, reprogramar la prácticas, diferirlas, porque no tenemos para los gastos que necesita un afiliado. Sin aportes no se puede dar solución”.

 

“Estos pacientes -añadió Soria- ya recibieron atención, medicamentos, cirugías, prácticas, atención de enfermería, mucamas, etc, lo que hace que nos dificulte y tengamos que hacer malabarismo financiero para poder cumplir con las obligaciones que tenemos”.

 

La Capital



Siguiente Noticia La mirada del investigador Matías Pandolfi sobre los peces

Noticia Anterior Cayeron las ventas de los 0 Km

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario