Un matrimonio se resistió a un asalto en su casa de Navarra al 1500 y el hombre recibió un disparo en su pierna. Ellos no tenían plata para los delincuentes, había chicos en la casa y la única opción que consideró el matrimonio fue evitar a toda costa que entraran y lo lograron. El hombre, quien hace cuatro meses no cobra un peso porque trabaja en el puerto y está afectado por la crisis del sector, recibió un disparo en la pierna, pero afortunadamente se encuentra bien.

 

 



Siguiente Noticia Purgaba una pena en Batán y ahora está acusado de homicidio

Noticia Anterior Dos semanas sin encontrar al Arquitecto

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario