Tranquilos, audaces, compañeros, impulsivos… Cada uno de nuestros amigos tiene su personalidad definida por su signo. En esta nota, una astróloga nos cuenta las particularidades de cada uno.

 

 

Si buscamos un amigo audaz e independiente, nada mejor que compartir horas con  un representante de ARIES. Eso sí, tenemos que estar preparadas para todo tipo de aventuras, salir a bailar a medianoche, trotar por la mañana o partir raudamente a una excursión todo-terreno en bicicleta, cualquiera de estas cosas… O todas juntas, es incansable. Puede sorprendernos con su inocencia, capacidad de asombro, coraje, iniciativa y, a veces, puede ser un poco egoísta, agresivo o seguir sus impulsos sin medir las consecuencias, pero a su lado nunca te aburrirás. Le encantan las conquistas,  es naturalmente competitivo y le cuesta aprender a compartir.

 

 

Si necesitamos un amigo fiel, que esté esperándonos  con los brazos abiertos siempre que lo necesitemos, en TAURO lo encontraremos. A su lado podemos  disfrutar de todas las cosas lindas de la vida, los buenos ambientes, la buena mesa, los buenos olores y sabores, con un taurino saldremos  a comprar y, seguramente, nos enseñará los mejores lugares para ahorrar sin dejar de lado la calidad. De él podemos  aprender a ser tenaces, a ejercitar la paciencia y la perseverancia. Aunque en ocasiones puede ser muy obstinado, prejuicioso y rutinario, encontraremos un sólido apoyo en su amistad constante y comprometida. Generalmente tranquilo, aunque le cueste, puede enojarse como un toro embravecido. Quien se acerca a un Tauro con regalos, también gana.

 

 

En un amigo GEMINIS podemos encontrar con quien charlar hasta el amanecer. Razonador, pensante, curioso y versátil, tiene una envidiable capacidad de expresión. De personalidad ingeniosa, divertida y flexible, se adapta a todo tipo de ambiente con gran facilidad.  Con él vamos a enterarnos  de todas las novedades: siempre está muy bien informado y conectado. Aunque a veces puede ser un poco inconstante y chismoso o caer en la superficialidad, nadie como él para estimular nuestra mente con ideas nuevas y narraciones increíbles. Muy inquieto, es un buen compañero para viajes.

 

 

Nadie como un amigo CANCER para brindarnos abrigo emocional, ternura y contención. Dueño de una gran sensibilidad, sabrá protegernos  cuando sea necesario y recibirte en su refugio donde seguramente abundan los placeres carnales, entre ellos la buena mesa y el necesario descanso. Dueño de una gran imaginación, firme voluntad y  tenacidad, puede caer en la mezquindad o en la melancolía, sobre todo cuando lo aqueja su legendario mal humor. Aferrado a historias del pasado, es un ser regido por la luna y como ella, cambiante. La solución para esto: una buena comida.

 

 

Si en una fiesta alguien llega tarde y todos se dan vuelta para mirarlo es que ha llegado un amigo LEO, que con su enérgica presencia siempre logra acaparar la atención de los demás. Un leonino es el centro y estrella de su universo y le gusta que el mundo gire a su alrededor. Noble, leal, divertido, histriónico y sociable, ejerce su liderazgo con naturalidad. Como todo rey es naturalmente arrogante, orgulloso, a veces vanidoso y soberbio, pero su generosidad no se compara con nada, puede llegar a abrumar. Quien se le acerca con halagos, tiene posibilidad de ganar su simpatía.

 

 

 

 

 

Un  amigo confiable y constante  es VIRGO. Cortés, lúcido, honesto, prolijo, trabajador, es el eterno perfeccionista en búsqueda de un ideal. De mente hábil e intelectual, con él tenemos  que estar atentas a todos los detalles ya que un pequeño olvido puede lastimarlo mucho. Aunque es muy paciente, critica todo lo que ve: lo hace con cariño y siempre quiere que todo sea perfecto. Trabajará sin descanso para tu bienestar, velará siempre por nuestra  salud, se preocupará para que comamos  una dieta balanceada y gastemos lo menos posible pues es de los signos más “gasoleros” y de perfil más bajo. No tiene problema en recibir órdenes y es muy servicial.

 

 

Aquél que siempre está elegantemente bien vestido es un amigo LIBRA. Además, seguramente se destaca siempre por su simpatía e inteligencia. De buenos modales, por más que se enoje nunca te dirá una palabra fuera de lugar y puede enseñarte a comportarte con  diplomacia frente a toda circunstancia. Disfruta de las cosas que se hacen de a dos: es la compañía ideal para ir de compras, visitar tiendas, eso sí, no pidas precios, ellos son pura distinción. Le gusta el arte y tiene un gusto refinado, su gran defecto es la indecisión y su bandera, la justicia.

 

 

Nuestro  amigo ESCORPIO nunca ha pasado desapercibido. Su fuerza de voluntad, su decisión y su magnetismo, no se  han podido pasar por alto. Controlador, enérgico, insaciable, exigente, difícil de entender, es amigo de sus amigos con quienes forma “camarillas” y es muy desconfiado hasta que te permite entrar en su intimidad.  Si estamos dispuestas a ceder, podremos  ser amigas de un Escorpio. Le gustan los secretos, que estarán muy bien guardados con él hasta que se enoje. Estratega nato, le encantan los desafíos, es celoso y posesivo, y a veces, vengativo.

 

 

SAGITARIO es aquel amigo súper compañero y optimista, el de espíritu aventurero, al  que le encantan los viajes y filosofar hasta altas horas de la madrugada. Buscador incansable,  audaz, entusiasta, falto de tacto, es graciosamente torpe y “mete-pata” y no tiene filtros al hablar: puede decir las peores cosas con total frescura, tal vez ni siquiera haya reparado en la fuerza de sus palabras. Odia la rutina, es un excelente compañero de viaje y aventuras ya que para un Sagitario no existen fronteras físicas ni mentales. Ama la libertad.

 

 

CAPRICORNIO es, seguramente, el más trabajador, ambicioso y decidido de todo el grupo. Siempre está dispuesto a lograr lo que más necesita: estabilidad material. Es serio, maduro, prudente, tenaz y es capaz de trabajar duramente y en soledad para concretar sus logros. Rutinario, le atrae muchísimo la buena vida que se compra con dinero. Necesita llegar alto y es ahorrativo, a veces hasta el extremo. Puede resultar un poco intolerante o rígido, pero si nos hemos  ganado su confianza es el ser más fiable de la tierra, podremos apoyarnos y  descansar en él.

 

 

Un amigo ACUARIO  es aquél al que le fascina lo raro, lo exótico, lo diferente, lo novedoso y lo distinto. No importa lo que sea, tiene que “dar la nota”. Es rápido, inteligente, independiente y sociable y tiene mucha  visión de futuro, aunque a veces le cuesta el “aquí y ahora”. Es bueno para trabajar en equipo aunque es individualista y desapegado. Con él, seguramente podremos  aprender acerca de los últimos adelantos tecnológicos, le gusta lo híper-moderno y, aunque no lo creas, tiene muy claro el valor del dinero y es muy ahorrativo.

 

 

El tierno PISCIS  es nuestro amigo más comprensivo,  compasivo e impresionable. Como tiene un  alto grado de sensibilidad, hay  que tener cuidado de no herir su susceptibilidad. Piscis necesita que lo contengamos para  sentirse seguro: eso lo ayuda a relajarse y confiar. Necesita creer en algo superior, es empático con su entorno, siente amor y compasión por todos los seres de la tierra, tiene un gran caudal imaginativo pero,  a veces, le falta un poquito de voluntad. Podemos  compartir con él el buen arte, la buena comida y el buen vino, tiene mucho para enseñarnos

 

 

LA VERDAD ES QUE SEAN COMO SEAN LOS ADORAMOS. COMPARTIMOS SECRETOS, PROBLEMAS Y ALEGRIAS. SIEMPRE ESTAN Y SIEMPRE ESTAMOS. PARA TODOS  ¡FELIZ DIA!

 

 

Gentileza   entremujeres.com ( Patricia Kesselman)

 

María Barberis info@mariabarberis.com

http://renovatulookbymariabarberis.blogspot.com.ar/

 

 

 



Siguiente Noticia Liberaron a 18 pingüinos en las playas del sur

Noticia Anterior Hay micros otra vez

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario