La Subsecretaría de Control de la Municipalidad elaboró un informe, en base a datos aportados por el Centro Municipal de Información Estratégico que toma como fuente información de la Jefatura Departamental de Policía y a la Policía Científica -son quienes intervienen en todos los casos de siniestralidad en que se registran hechos de tránsito con lesiones- de donde se desprende que la tasa de accidentes con víctimas ha disminuido un 13%, registrando un total de 700 accidentes en el período 2007-2009 y 600 en el período 2010-2012. La comparación toma los primeros 5 meses de cada período. (2007/2009 – 2010/2012).

 

Los datos arrojan que la tasa de heridos leves y graves ha bajado de 166 a 150. Y las víctimas fatales registradas en accidentes viales se han reducido un 50% con respecto al período anterior.

 

Adrián Alveolite, subsecretario de Control, afirmó que “es importante señalar que esta reducción de la tasa de siniestralidad vial se ha logrado aún frente al alto crecimiento del parque automotor y motovehicular. Mientras en el inicio de las mediciones producidas al cierre del año 2007 había 192.934 autos y 33.648 motos, en el 2011 se cerró con 291.844 autos y 87.792 motos. Es decir, casi 100 mil autos y 60 mil motos más”

 

“Las bajas registradas, algunas son muy significativas, como el caso de las de víctima fatales que se redujeron a la mitad. Son el resultado de la multiplicación de las acciones impulsadas en los últimos años que llevan a una menor siniestralidad vial”, aseguró Adrián Alveolite y agregó: “Desde 2008 hasta la actualidad, se han realizado más de 54.000 controles de alcoholemia. Durante el primer semestre de 2012, ya se alcanzó la misma cantidad de controles que los realizados en todo el 2010 y 2011, pasando así del 14% al 7% en la reducción de conductores que son detectado con un grado mayor de alcohol que el permitido por la ley. Lo mismo ocurre con los vehículos secuestrados: desde comienzo de este año, se secuestró misma cantidad que 2011.”

 

“En el programa de Educación Vial que lleva adelante el Estado municipal toma como pilares la concientización, la educación, la prevención y el control. Por último, la sanción. En ese contexto se han dictado charlas en las sociedades de fomento con entrega de más de 1500 cascos a motociclistas; se han realizado diversos trabajos de prevención en los establecimientos educativos como el programa Guardianes del Tránsito, talleres con docentes y alumnos además de las campañas que impulsamos junto con la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Dirección Provincial de Política y Seguridad Vial”, enumeró el funcionario.

 

“Resulta necesario apelar a la responsabilidad social de cada uno que está a cargo de manejar un vehículo en la ciudad. Es impensado que exista un inspector por cada conductor o en cada esquina para cuidar la salud y la integridad física de toda la comunidad. El cumplimiento de las normas mejora las normas de convivencias y como la seguridad vial la tenemos que construir entre todos, tenemos que poner la mayor atención para contar con una ciudad más ordenada y cuidada”, expresó Alveolite.

 

Como ejemplo Alveolite explicó que “el simple hecho que un auto se encuentre en doble fila esta impidiendo el normal flujo vehicular, y en casos de emergencia sumará minutos a la llegada de una ambulancia, patrullero o autobomba a un lugar determinado”.

 

“Tomando algunas faltas recurrentes que comprometen seriamente la seguridad vial se van estableciendo prioridades de control a través de diferentes operativos. Por ello se han multiplicado las tareas de verificación de faltas como el uso de la utilización del celular mientras se conduce, el paso en rojo de semáforos o el estacionamiento indebido entre otros”, concluyó el funcionario.



Siguiente Noticia El próximo viernes los docentes deciden si reanudan las clases

Noticia Anterior Están terminando la primera etapa del Marcos Sastre

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario