El acto -a celebrarse a partir de las 9.53, hora exacta en que una bomba destruyó el edificio de Pasteur 633 el 18 de julio de 1994- se convocó bajo la consigna “Alimentemos la memoria”, en donde se invitaba a los participantes a cocinar un pan, cuya receta se difundió por Internet- para unirse en el recuerdo.

 

Por la ceremonia de conmemoración, habrá un corte total de las calles Pasteur entre Avenida Córdoba y Avenida Corrientes, Viamonte entre Azcuénaga y Uriburu, Tucumán entre Azcuénaga y Uriburu y Lavalle entre Azcuénaga y Uriburu.

 

La Presidenta, que estará de viaje, no asistirá a la ceremonia donde se escucharán los discursos de los referentes de las entidades comunitarias.

 

Desde el tercer aniversario de la masacre, el escenario montado frente a Pasteur 633 se ha convertido en un espacio de críticas ycuestionamientos, sobre todo por parte de los familiares de las víctimas, a las tres órbitas del Estado -el Ejecutivo, los Tribunales y el Congreso- por la falta de respuestas al reclamo de justicia.

 

Pero esta vez no estará Sergio Burstein, una de las caras visibles de esa organización de amigos y familiares. Él y sus allegados estarán al mediodía en la Legislatura porteña para hablar en su homenaje a las víctimas, se difundió un comunicado titulado “Hoy nos censuran” en donde se acusa a las entidades comunitarias de haberse “complotado” para “excluirlos del palco” y así “evitar que denunciemos a sus amigos”.

 

“Muchos integrantes de esas Instituciones son socios del silencio. Les alcanza con ‘Alimentar la Memoria’ y reclamar Justicia en forma tibia y cobarde para no enfrentarse a los poderosos.

 

Quieren silenciarnos porque tienen miedo de lo que decimos. Actúan en defensa propia”, opinaron desde la agrupación denominada “Asociación 18 de Julio”.

 

Y tras una larga lista de cuestionamientos, los críticos añadieron: “Podrán sacarnos del palco. Pero no podrán enterrar esta voz”.

 

En tanto, el vocero de la Cancillería de Israel, Yigal Palmor, afirmó hoy que “no puede volver a ocurrir” un atentado como el de la AMIA 2ni en la Argentina ni en ningún otro sitio”.

 

Palmor dijo a la Agencia Judía de Noticias que “el dolor sigue siendo el mismo como el primer día” del ataque.

 

En tanto, las autoridades de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires colocaron hoy la piedra fundamental de un monumento que recordará a las víctimas del atentado.

 

La ceremonia se efectuó en la Plaza Rubén Darío -en la Recoleta-, donde estuvieron presentes familiares de las víctimas; el titular de la DAIA, Aldo Donzis; el embajador de Israel, Daniel Gazit; el subsecretario de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires, Claudio Avruj, y representantes de la dirigencia comunitaria.



Siguiente Noticia Autorizan aborto en hospitales a mujeres violadas

Noticia Anterior Caen las operaciones inmobiliarias y aparece el dólar celeste

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario