La situación de los jubilados frente al pago de los impuestos en la ciudad se vuelve cada día más difícil. Esto se debe principalmente a que han aumentado las valuaciones fiscales de sus departamentos y esto a su vez los aleja de la posibilidad de tener las exenciones impositivas de las que eran beneficiarios. Esto repercute en una gran cantidad de presentaciones realizadas a la Defensoría del Pueblo para que actúen como intermediarios y así alcanzar una solución a esta problemática.

La Defensora del Pueblo, Beatriz Arza, confirmó que durante lo que va del año se han presentado más pedidos de exenciones de los que generalmente había. Asimismo explicó que “han aumentado bastante las valuaciones fiscales de los inmuebles”.



Siguiente Noticia Scioli pagará finalmente en 2 veces el aguinaldo

Noticia Anterior Los sabores de la Feria de las Colectividades

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario