“El aguinaldo no es una gratificación. Es un derecho, una contraprestación por el trabajo, dinero que la gente esperaba para comprarse una estufa, salir de vacaciones o hacer lo que fuera. Pagarlo en cuotas es vulnerar derechos sociales”, define el juez en lo Contencioso Administrativo Luis Arias.

Desde La Plata, el magistrado que dictó la cautelar contra el fraccionamiento del SAC recordó que el gobernador Daniel Scioli tiene hasta el miércoles para completar el pago y cuestionó su argumento de que le faltan fondos. “El vino utilizando el presupuesto y gastando en diversos rubros indiscriminadamente. Para la publicidad, para los espectáculos públicos, gastó como si nada ocurriera y, de golpe, resulta que no hay dinero para cubrir el pago de los aguinaldos”, señaló en una entrevista concedida a Página/12.

Para el juez, más allá de las justificaciones que dé Scioli, esto demuestra que, en realidad, “para algunas cosas hay” fondos. En ese sentido, el juez defendió su intervención  a través del dictamen del viernes pasado, cuando ordenó suspender el decreto N° 558/12 firmado por Scioli, porque se trata de controlar la legalidad de medidas que afectan ingresos de carácter alimentario. “Hay que evitar que los más vulnerables paguen los déficit del Estado”, advierte.

También se refirió al hecho de que la provincia hasta ahora pagó sólo una de las cuatro cuotas del aguinaldo. “Esto implica el cumplimiento parcial de la medida que dicté en la causa en la que peticionaron los trabajadores estatales. Todavía el gobernador cuenta con un plazo que vence el miércoles que viene. A partir de ahí, si esta situación continúa, se tornaría en un incumplimiento”.

Según Arias, hay varias alternativas a seguir si se incumple: “frecuentemente, cuando hay incumplimientos injustificados, lo que hacemos en mi juzgado es denunciar a la Justicia Penal por incumplimiento para que investigue un eventual delito de desobediencia. En ese caso, se imponen sanciones pecuniarias personales a los funcionarios responsables del incumplimiento. También ha sucedido en ocasiones que se ha otorgado más plazo para cumplir, cuando mediaba una justificación. No hay una sola posibilidad.”

Como antecente, Arias citó una condena reciente: “hemos dicho en esa sentencia que el gobernador utiliza recursos para fines propagandísticos, pero resulta que no hay presupuesto para cubrir las necesidades mínimas de chicos de la calle, de los pibes que deambulan por las calles. De modo que para algunas cosas hay, para la publicidad, para los espectáculos públicos, se vino gastando como si nada ocurriera. Hemos visto un despliegue propagandístico enorme, esto es de público y notorio conocimiento, no es una cuestión que inventó Arias. Lo sabe todo el mundo”, afirmó.

“Si el gobernador no contaba con presupuesto suficiente, lo que debió hacer es gestionar ante la Legislatura los cambios necesarios en el presupuesto. Hay leyes por las cuales debe regirse, fundamentalmente la Ley de Presupuesto de la Provincia de Buenos Aires, para la que él mismo proyectó recursos y gastos, que la Legislatura aprobó”, agregó y luego se mostró escéptico sobre los argumentos del gobernador: “Hemos tenido crisis que no son iguales a las del presente, eran emergencias fundadas en crisis económicas reales. En la provincia de Buenos Aires y en el país llevamos diez años de crecimiento continuado, es difícil justificar una emergencia de este tipo en este tiempo”, sentenció.



Siguiente Noticia Hubo actividades culturales en el barrio Gral. San Martín

Noticia Anterior En un mes empezarían las obras en la ex Terminal

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario