Jóvenes en situación de vulnerabilidad social en la provincia de Buenos Aires eligen las ramas artísticas y los oficios como instrumentos de inclusión social, según un informe del Ministerio de Desarrollo Social en el marco de los talleres impulsados en el Envión, el programa provincial destinado a chicos de entre 12 y 21 años con el fin de restituir sus derechos y garantizar el acceso a la educación, la salud y el trabajo.

 

El ministro Martín Ferré explicó que “desde la gestión del gobernador Daniel Scioli entendemos al desarrollo social desde una perspectiva global, que abarca el cuidado de la familia, la promoción de derechos, la construcción de ciudadanía, el impulso a los procesos de la economía social y el apoyo a las comunidades”.

 

En este marco subrayó que “una de las funciones primordiales del Estado es la de apoyar y contener a los jóvenes asegurándoles la posibilidad de construir un futuro a través de la educación y el mundo del trabajo y esta es la tarea fundamental del Programa Envión que logró que más de 15 mil adolescentes se reincorporaran al sistema educativo formal y que unos 3 mil pudieran terminar el colegio secundario”.

 

Según el informe, los cursos más solicitados estuvieron centrados en el Arte en todos sus aspectos y constituyeron el 31% del total (liderados por pintura y dibujo a los que le siguen danza, música, teatro, artes culinarias, artesanías, murgas, entre otros).

 

A los talleres artísticos le siguieron los orientados a la educación y los oficios, que constituyeron el 30% de las prácticas puestas en marcha, y los orientados a la integración y los derechos que significaron el 21% del total.

 

El Programa de Responsabilidad Social Compartida Envión -que coordina Mónica Cappellini- es una iniciativa que lleva adelante el ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, destinada a unos 43 mil chicos de entre 12 y 21 años en situación de vulnerabilidad, y que busca integrarlos al sistema educativo y enseñarles un oficio. En las 260 sedes que posee en todo el territorio provincial, se realizan 2.239 talleres, lo que equivale a unas 68 mil horas cátedras por mes.

 

Este programa ha permitido que, de 19.604 adolescentes menores de 17 años que no asistían a la escuela, 15.213 revirtieran esa postura a partir el trabajo de los equipos técnicos del Envión, lo que significó una reinserción educativa del 78 por ciento.

 

En tanto, de 8.902 jóvenes mayores de 17 años que habían abandonado el colegio, 3.295 lograron la terminalidad educativa. El 63 por ciento restante optó por una formación alternativa, vinculada principalmente a los oficios y el arte.



Siguiente Noticia Patinódromo abierto en vacaciones de invierno

Noticia Anterior Buscan modelos de Turismo Comunitario para aplicar en la zona

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario