Luego que se confirmara una orden de desalojo y tras una serie de reuniones con integrantes de la CTA, los manifestantes que mantenían bloqueada la autovía 2 desde el miércoles pasado, afectando el libre tránsito de miles de vecinos de los barrios que se encuentran más allá del Aeropuerto, decidieron levantar la protesta.

 

El subsecretario de Gobierno, Martín Aiello, señaló que de la reunión mantenida con dirigentes de la Central de Trabajadores surgió el compromiso de gestionar ante el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación subsidios para los trabajadores precarizados de la industria del pescado.

 

Cabe destacar que, la medida de protesta, literalmente, aisló a una decena de barrios del contacto con el resto de Mar del Plata y generó serios trastornos a quienes debían ir a trabajar o realizar algún trámite, ya que es la principal vía de acceso a la ciudad.

 

Mientras tanto, el titular de la Unión de Trabajadores del Pescado y Afines (UTPYA), Roberto Villaola, defendió la metodología y reclamó una contención económica o un subsidio para los trabajadores afectados por el conflicto que mantiene paralizado al puerto.

 

También se conoció que el fiscal Marcos Pagella recibió al presidente de la Sociedad de Fomento del barrio 2 de Abril que le planteó el delicado panorama por el que atraviesan los vecinos desde que un grupo de personas que dicen pertenecer a la industria del pescado cortaron la ruta 2.

 

Ante lo cual confirmó una orden judicial de desalojo utilizando la fuerza pública, en caso que las autoridades policiales no hicieran desistir a los manifestantes y levantaran el piquete.

 

Al respecto, Pagella aclaró que “el corte es un delito que está previsto en el Código Penal”.

 

La extensión de la medida provocó la reacción de los vecinos de los barrios afectados como 2 de Abril, Las Margaritas, Camet, entre otros, y exigieron que las autoridades municipales tomen cartas en el asunto para que se libere la principal vía de acceso con Mar del Plata.

 

Por otra parte, algunas personas denunciaron que hubo casos donde los manifestantes cobraron “peaje” para pasar, en especial a quienes se movilizan en moto, y a las mujeres les han faltado el respeto y hasta en una oportunidad habrían intentado arrebatar una cartera.

 

Cabe resaltar que los manifestantes no permiten el paso de los colectivos, con lo cual hay personas que deben caminar kilómetros para acceder al servicio y de esa manera dirigirse a la ciudad.

 

Tras dejar en claro que entienden los motivos que llevan a la protesta y bregan por una pronta solución, se quejaron porque “Mar del Plata no termina a la altura del Aeropuerto” y son muchos los barrios que sufren este tipo de cortes.



Siguiente Noticia 7 días sin que aparezca el Arquitecto: el mapa

Noticia Anterior Mientras sigue el paro del SIMAPE fue firmado acuerdo salarial con SICONARA

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario